Palacio Mijáilovski (San Petersburgo)

Palacio Mijaislovski

 

El Castillo Mijáilovski es un museo de gran belleza y valor artístico y cultural. Se encuentra situado entre el Río Fontanka y el Jardín Mikhailovsky. Es una antigua residencia real construida por los arquitectos Vincenzo Brenna y Vasili Bazhénov entre 1797 y 1801. Se convirtió así en la residencia del emperador Pablo I de Rusia.

Este emperador mandó construir este castillo con esquinas redondeadas, con un pequeño patio de forma octogonal. Tenía unos fosos llenos de agua que se alimentaban de los ríos y canales aledaños. Todo ello se debía al gran temor que sentía Pablo I de ser asesinado. Por ese motivo abandonó el Palacio de Invierno donde se asienta el Museo Hermitage para instalarse en el castillo.

La construcción comenzó el 26 de febrero de 1797 y finalizó el 8 de noviembre de 1800, el día de San Miguel. De ahí su nombre: Mijáilovski. Irónicamente, asesinaron al emperador sólo cuarenta noches después de que se mudó a su nuevo castillo. Su hijo, el emperador Alejandro I, lo sucedió pues en el trono.

 

Tras este triste suceso, la familia se mudó nuevamente al Palacio de Invierno. El Castillo Mijáilovski cayó en un estado de abandono. En 1823 se entregó a la Universidad de Ingeniería del ejército.

A principios de la década de 1990, el castillo se convirtió en una sede del Museo Ruso. En la actualidad alberga su galería de retratos. Incluye pinturas oficiales de los emperadores y emperatrices de Rusia desde finales del siglo XVII hasta principios del siglo XX.