¿Qué es el cambio climático?

Gaía, la Madre Tierra, la Tonantzin, la Pacha Mama

 

Se llama cambio climático a la variación global del clima de la Tierra. Esta variación se debe a causas naturales y a la acción del hombre y se produce sobre todos los parámetros climáticos: temperatura, precipitaciones, nubosidad, etc., a muy diversas escalas de tiempo.

En la actualidad existe un consenso científico, casi generalizado, en torno a la idea de que nuestro modo de producción y consumo energético está generando una alteración climática global, que provocará, a su vez, serios impactos tanto sobre la tierra como sobre los sistemas socioeconómicos.

Ya en el año 2001 el Tercer Informe de Evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC) señalaba que se están acumulando numerosas evidencias de la existencia del cambio climático y de los impactos que de él se derivan. En promedio, la temperatura ha aumentado aproximadamente 0.6°C en el siglo XX. El nivel del mar ha crecido de 10 a 12 centímetros y los investigadores consideran que esto se debe a la expansión de océanos, cada vez más calientes.

El Informe de Síntesis del Quinto Informe de Evaluación del IPCC, publicado en noviembre de 2014, concluye que "la influencia humana en el sistema climático es clara y va en aumento, y sus impactos se observan en todos los continentes. Si no se le pone freno, el cambio climático hará que aumente la probabilidad de impactos graves, generalizados e irreversibles en las personas y los ecosistemas. Sin embargo, existen opciones para la adaptación al cambio climático, y con actividades de mitigación rigurosas se puede conseguir que los impactos del cambio climático permanezcan en un nivel controlable, creando un futuro más claro y sostenible".

El cambio climático nos afecta a todos. El impacto potencial es enorme, con predicciones de falta de agua potable, grandes cambios en las condiciones para la producción de alimentos y un aumento en los índices de mortalidad debido a inundaciones, tormentas, sequías y olas de calor. El Informe de Síntesis confirma que "el cambio climático se constata en todo el mundo y que el calentamiento del sistema climático es inequívoco. Desde la década de 1950, muchos de los cambios observados no han tenido precedentes en los últimos decenios a milenios y los impactos del cambio climático ya se han sentido en los últimos decenios en todos los continentes y océanos".

El cambio climático no es un fenómeno sólo ambiental sino de profundas consecuencias económicas y sociales. Los países más pobres, que están peor preparados para enfrentar cambios rápidos, serán los que sufrirán las peores consecuencias. El Informe de Síntesis de 2014 sostiene con claridad que "muchos riesgos son particularmente problemáticos para los países menos adelantados y las comunidades vulnerables, dada su limitada capacidad para afrontarlos. Las personas marginadas en los ámbitos social, económico, cultural, político, institucional u otro son especialmente vulnerables al cambio climático”.

Dicho Informe de Síntesis señala que "para limitar realmente los riesgos del cambio climático, es necesario reducir de forma sustancial y sostenida las emisiones de gases de efecto invernadero. Y en la medida en que la mitigación reduce la tasa y la magnitud del calentamiento, también dilata el tiempo de que disponemos para la adaptación a un nivel determinado del cambio climático, potencialmente en varios decenios".

En consecuencia, aunque existen incertidumbres que no permiten cuantificar con la suficiente precisión los cambios del clima previstos, la información validada hasta ahora es suficiente para tomar medidas de forma inmediata, de acuerdo al denominado "Principio de Precaución" al que hace referencia el Artículo  3 de la Convención Marco sobre Cambio Climático.

Algunas aclaraciones

 

El cambio climático es un suceso que es cíclico en la vida del planeta y no es una novedad.

Hay una gran dificultad para determinar con precisión, cual, y cómo serán los efectos de este cambio climático, por el aumento de variables que conlleva, además que, en la historia del planeta, este no se encontraba tan poblado e industrializado como se encuentra hoy.

Existe un temor muy grande en que esta industrialización y la huella de carbono que las industrias en el planeta ha y están dejando, afecte de manera irreversible este cambió y pueda dañar para siempre el planeta, hasta volverlo yermo.

Aun no se puede comprobar esto, pero es indudable que está sucediendo algo y lo podemos si no bien medir, si ver en el tamaño y magnitud de los desastres naturales recientes desde hace más o menos una década.

Es por tanto que la humanidad necesita hacer conciencia que debemos ser uno con el planeta y buscar la manera de crear energías limpias y sostenibles, pero también, debemos reducir el uso de los derivados de los hidrocarburos que provocan un terrible daño a los ecosistemas. Se requiere un esfuerzo de todos, y que ya vimos durante el encierro por causas de la reciente pandemia, como la naturaleza rápidamente recobró condiciones, simplemente por ausentarnos del escenario de la cotidianidad, así que debemos de aprender del encierro que sufrimos, para comprender y replicar actitudes que ayuden a que el planeta se auto sane.

Es por eso que hoy dedicamos este artículo al día Internacional del Cambio Climático y les comparto, algunas referencias para que ustedes puedan comprender, que es, y por qué, se requiere tomar acciones por el planeta de manera individual y conjunta.