1. La creación de la Luna

 

La Tierra se formó hace unos 4,570 millones de años y no existían en el Sistema Solar los 8 planetas actuales, sino decenas de ellos. Hoy, lo que vemos es el resultado final de grandes colisiones entre aquellos planetas y hoy solo quedan los supervivientes de esa catástrofe inicial.

Cuando la superficie de nuestro planeta apenas se había enfriado, uno de aquellos planetas, que seguramente compartía órbita con la Tierra y que llamamos Tea u Orfeo, de la mitad del tamaño de la Tierra, tomó una trayectoria de colisión contra nuestro planeta. De ello hace unos 4,533 millones de años. La colisión fue tal, que la Tierra se volvió a fundir por completo y estuvo a punto de destruirse y hacerse añicos. Por aquél entonces la vida no existía en un mundo tan hostil.

Los escombros de la superficie de la Tierra y Tea, saltaron al espacio. Casi todo Tea se fundió con la Tierra y su núcleo bajó hasta el nuestro uniéndose.

Los escombros que saltaron al espacio tomaron una órbita alrededor de la Tierra, fusionándose y formando la Luna. Pero la Tierra ha sufrido otros impactos, no de esa magnitud, pero han puesto la vida en jaque.