Leyenda de la Sirena del Lago Zirahuen

La leyenda de la sirena del lago de Zirahuén nos sitúa en la época colonial, dicen que por aquel entonces se encontraba en el actual estado de Michoacán la tribu de los Purépechas, los cuales se rindieron ante los conquistadores europeos en cuanto los vieron, entre la tribu se encontraba la princesa llamada Eréndira.

Después de las guerras entre españoles y purépechas, la princesa Eréndira, combatió hasta su último aliento hasta que este pueblo fue vencido. En aquel, momento la campaña fue terrible y la princesa fue capturada y hecha prisionera.

Al cabo de un tiempo fue robada por un soldado español que quedó prendado de su belleza, sin embargo, ella había perdido lo que más amaba, su tierra y su libertad, esa noche, la princesa lloró y lloró sin poder parar, noche y día. 

Sus ruegos fueron oídos por los dioses que convirtieron todas sus lágrimas en el lago Zirahuén, luego la princesa se arrojó en él y se convirtió en sirena, así pudo escapar de su captor y pudo también ser libre por siempre dentro de aquellas aguas.