Leyenda de la Apache Blanca una Historia de Amor Maternal Ciudad Guerrero, Chihuahua.

La Apache Blanca

Aunque no existe certeza en cuanto a la fecha, los siguientes hechos. ocurrieron en la región del PAPIGOCHI entre los años de mil setecientos y mil ochocientos. Resulta que en cierta ocasión un grupo de vaqueros salió a buscar unas reses que andaban extraviadas, cuando cruzaban un arroyo advirtieron la presencia de un grupo de mujeres apaches, y se sorprendieron porque una de ellas era de raza blanca, se acercaron y al observarla de cerca se dieron cuenta de que se trataba de una niña que hacia algunos años había sido robada de un rancho de la región por un grupo de apaches.

Los vaqueros pensaron que lo correcto era llevarla al lado de su familia por lo que procedieron a trasladarla y la mujer soltó en llanto y hablando un mal castellano les suplicó a los vaqueros que la dejaran ir porque tenía dos hijos pequeños que la esperaban en el campamento apache.

De cualquier forma, los vaqueros la llevaron con sus familiares, quienes la recibieron con mucha alegría dado que la daban por muerta, fue entonces que organizaron festejos por el inesperado reencuentro y dieron gracias a Dios y la llenaron de atenciones.

Sin embargo, la muchacha ya no era la misma no quería dialogar con sus parientes, se rehusaba a beber y comer, en fin, se le veía muy triste. Por ello a la primera oportunidad que pudo se escapó y fue a buscar sus pequeños hijos.

Posteriormente cuenta la gente que en varias oportunidades se le llegó a ver por los campos acompañada de miembros de su tribu y fue conocida como la Apache Blanca, una madre que dejó todo por el amor a sus hijos.