Gigantes en Cerdeña

La existencia de gigantes y sus tumbas al Sur de Cerdeña, Italia

¿Existieron de verdad seres gigantes en la antigüedad como recogen textos como la biblia y lo confirman los huesos de gigantes encontrados por todo el mundo?

Mucho se ha dicho de los gigantes, como que fueron los Nephilim del antiguo testamento o que simplemente no existieron. Los huesos de gigantes encontrados por todo el mundo contradicen esta última hipótesis. Estas evidencias podrían refutar las explicaciones académicas oficiales.

Parece algo fantástico, pero a lo largo del último siglo arqueólogos han desenterrado decenas de fragmentos óseos y dientes de gran tamaño por todo el mundo. Y se cree que en Cerdeña (Italia) están las tumbas de estos gigantes que midieron más de 2 metros de altura.

¿Quiénes son y porque no son reconocidos como parte de la historia humana?

Parte del problema es que los gigantes se asocian con la mitología, aunque en el libro del Génesis en el antiguo testamento hay clara evidencia de una rara raza de gigantes llamada Nephilim.

El exitoso autor Zecharia Sitchin en sus libros ‘Crónicas de la Tierra’ los llama, ‘Anunnakis’, una raza de gigantes que llegó a la Tierra hace unos 400 mil años para esclavizar a los humanos y hacer de la Tierra una colonia minera.

Aunque muchos académicos tachan sus teorías de fantasiosas, el afirma que la prueba de todo esto estaba escrita en las antiguas tablas de alrededor del año 3 mil antes de cristo que fueron encontradas en Mesopotamia.

En Cerdeña, no solo hay una rica cultura megalítica cuyas tumbas y monumentos nos remiten a los gigantes, sus nombres hacen referencia a ellos, sino que también tenemos estos óseos de gente que median más de 3.5 metros de alto. Y lo interesante es que parece que esos restos podrían ser auténticos.

En Pauli Arborei, al Sur de Cerdeña la gente durante los últimos 50 años se ha encontrado huesos, esqueletos y calaveras que afirman pertenecieron a gigantes.

Los pobladores también creen que esos gigantes fueron enterrados en tumbas gigantescas como la que vemos en la siguiente fotografía. A mano derecha se presume que está la lápida y el túmulo cubriendo la zanja donde en algún momento se encontraban los restos de un gigante.

Muchos de los descubrimientos fueron realizados por agricultores de la zona que encontraron restos al cultivar sus campos. Esos hallazgos causaron una conmoción en la isla ya que a las autoridades les costaba explicar lo que les pasaba cada vez más a sus perplejos habitantes. Incluso se les ha acusado de encubrimiento ya que algunos huesos que fueron entregados a las autoridades parecen haber desaparecido en lugar de ser examinados o exhibidos.

Marcello Pollastri, es un periodista que lleva varios años investigando esta historia, catalogando todos los testimonios y entrevistando a los testigos. Está convencido de que algo pasa.

“Ahora mismo, estamos estudiando muchos casos. desde testimonios orales hasta documentos escritos e incluso, pruebas materiales. Por desgracia, contamos con pocas de estas últimas, solo algunos fragmentos óseos y dientes que los agricultores personas humildes recogieron y entregaron a arqueólogos y autoridades italianas”, explica Marcello.

Piedras de más de 20 toneladas ¿Cómo fueron movidas?

En lo alto de la región de Pauli Arborei existen grandes túmulos que calculan se remontan a 2,500 años a. C. y dicen que aquí se encuentra la única tumba autentica de los gigantes. Se dice que fue construida con el objetivo de dar sepultura a un hombre gigantesco y que después fue utilizada por los sardos para enterrar a sus muertos.

La construyeron usando piedras gigantescas, muy pesadas una sobre otras y las cubrieron con otras todavía muchos más grandes. Esta construcción es como un gran ataúd de piedra con forma de pirámide dentro de la cual depositaban a los muertos, uno encima de otro.

Afirman que en promedio en esta tumba podrían caber por lo menos 100 personas de tamaño normal. ‘Los héroes del pasado’, como así les llamaban, construyeron estos ataúdes. La prueba definitiva -según explica un hombre de la región- son estas piedras de más de 20 toneladas, acomodadas perfectamente formando un techo artificial.

Aunque para muchos puede no ser la prueba definitiva de la existencia de gigantes en Cerdeña, esto se suma a una gran cantidad de cosas que hasta la fecha son un misterio para el hombre moderno. Nadie sabe cómo los egipcios (o con ayuda de quien) pudieron mover y acomodar toneladas de piedra para la construcción de las pirámides. Y, ¿Cómo trasladaron y levantaron las gigantescas piedras para crear Stonehenge, el monumento megalítico tipo crómlech de Reino Unido? ¿Con qué tecnología o fuerza contaban los habitantes de Machu Picchu para lograr el pulido y encaje perfecto de sus piedras en templos, andenes y canales de agua? Quizás nunca lo sabremos… o tal vez sí.