Una broca hallada dentro de una pieza de carbón sugiere que existió una civilización avanzada hace millones de años

Otra vez un Oopart (artefacto fuera de lugar) es un término aplicado a docenas de objetos prehistóricos encontrados en varios lugares alrededor del mundo que parecen mostrar un nivel de avance tecnológico incongruente con los tiempos en que fueron hechos. Los Ooparts a menudo frustran a los científicos convencionales, deleitan a los investigadores aventureros como un servidor, abiertos a las teorías alternativas, y provocan el debate.

Según la visión convencional de la historia, los seres humanos sólo han caminado por la Tierra en nuestra forma actual durante unos 200,000 años, con la historia de nuestros antepasados quizás unos 2 millones de años atrás.

Se dice que el carbón de la Tierra se formó hace cientos incluso miles de millones de años. Es por eso que la aparición de un instrumento de hierro artificial parecido a una broca en el corazón de un gran trozo de carbón desconcertó a los historiadores que lo encontraron en el siglo XIX.

Da la impresión que una herramienta hecha por el hombre, tan avanzada como las herramientas utilizadas en el siglo XIX, fue depositado en la materia orgánica que formó al carbón antes de que se convirtiera en este. ¿Habrá habido una civilización lo suficientemente avanzada hace cientos de millones de años como para usar taladros como los actuales cuando este carbón se estaba formando?

John Buchanan, presentó el misterioso objeto a una junta de la Sociedad de Anticuarios de Escocia el 13 de diciembre de 1852. Sus declaraciones adjuntas se registran en los procedimientos de la Sociedad, que se citan en su totalidad al final de este artículo.

En resumen, Buchanan afirma que el instrumento de hierro fue encontrado dentro de una grieta de carbón de unos 55 centímetros de espesor, que a su vez fue enterrado en una cama de diluvium o arcilla, mezclada con rocas de unos 2 metros de espesor.

Buchanan dijo: "Estoy totalmente de acuerdo en la visión geológica generalmente aceptada, de que el carbón se formó mucho antes de que el hombre existiera en este planeta; Pero el enigma es cómo este instrumento, confeccionado por las manos humanas, habría encontrado su camino en una juntura del carbón, superpuesto este último por una masa pesada de diluvium y rocas".

La Sociedad decidió que el instrumento era de un nivel de desarrollo moderno. Pero concluyó que "el instrumento de hierro podría haber sido parte de un barrenador roto durante alguna antigua búsqueda de carbón". Sin embargo, el informe detallado de Buchanan no incluía signos de que el carbón que rodeaba el instrumento había sido perforado por la perforación. Parecía describir, más bien, un instrumento de hierro completamente y desconcertantemente encapsulado por el carbón.

A continuación, fue entonces leído una comunicación de John Buchanan, relativa al descubrimiento de un instrumento de hierro, recientemente encontrado incrustado en una juntura natural de carbón en el barrio de Glasgow. Se consideró que el instrumento que se exhibía en la reunión era moderno. En su comunicación, el señor Buchanan comenta:

Envío aquí, para la inspección de la Sociedad, un curioso instrumento de hierro hallado la semana pasada en esta localidad. El interés de esta singular reliquia surge del hecho de haber sido descubierto en el corazón de un trozo de carbón a 3 metros bajo la superficie. Para explicar detalles, quiero mencionar que se abrió hace unos años una nueva línea de camino, llamada Great Western Road, que conduce a los Jardines Botánicos, que, como ustedes saben, están situados a unos dos kilómetros al noroeste desde Glasgow. En un punto en este nuevo camino están las tierras de Burnbank, ahora en curso de ser ampliamente construido.

La persona que conduce estas operaciones de construcción es el Sr. Robert Lindsay, arquitecto y constructor, un individuo muy respetable, bien conocido para mí, y cuya veracidad y confianza implícita pueden ser depositadas. Ahora, cuando el señor Lindsay vino a excavar las cimentaciones a lo largo del lado norte de la carretera para la variedad de casas, cortó a través de una cama de diluvium o arcilla mezclada con rocas de 3 metros de espesor, y luego vino una juntura de carbón alrededor de veintidós centímetros de espesor, cortando casi hasta la superficie, y descansando sobre piedra. Era necesario quitar este carbón y cortar en la piedra de abajo, ya que lo último era muy oportuno para los propósitos de la construcción.

Una cantidad del carbón así removido fue trasladado al taller o al patio del Sr. Lindsay para el uso; Y mientras su sobrino, Robert Lindsay junior, un aprendiz, estaba rompiendo un bloque de carbón, se sorprendió al encontrar el instrumento de hierro en el mismo corazón de eso. Al principio ni él ni los demás que lo rodeaban podían distinguir lo que era, pero después de rasparlo y limpiarlo del revestimiento de carbón, presentaba la apariencia que ahora está delante de ustedes. Envié junto con él una porción del carbón. Habiendo sido informado de este descubrimiento, no perdí tiempo en ver al señor Lindsay; Y lo acompañé este día hasta el lugar, y las circunstancias fueron detalladas a mí por su sobrino, y varios de los respetables operarios que vieron el instrumento tomado del carbón; Y todos los cuales, asegura el Sr. Lindsay, son personas cuyas declaraciones pueden ser invocadas implícitamente”.

También se enviaron las declaraciones juradas de cinco trabajadores que vieron el instrumento de hierro tomado del carbón, y el Sr. Buchanan añade:

“Estoy totalmente de acuerdo en la visión geológica generalmente recibida, de que el carbón se formó mucho antes de que el hombre fuera introducido en este planeta; Pero el enigma es cómo este instrumento, confesadamente de manos humanas, habría encontrado su camino en la juntura del carbón, superpuesto este último por una masa pesada de diluvium y rocas. Si se confía en los obreros que vieron la reliquia ser desenterrada (y no tengo ninguna razón para dudar de su perfecta veracidad), entonces puede y debe haber algún modo de explicar el como el instrumento encontró su camino abajo por 2.5 a 3 metros verticales desde la superficie”.

Como ven, esto solo quedó en una anomalía más como muchos Ooparts incomodos que hay a lo largo de la historia y que rompen con los conocimientos canónicos y por ende los responsables de dar una cabal respuesta dan una mediana y escueta explicación que no llena una clara respuesta como siempre en estos casos se dan.