¿Fue detonada una Bomba Atómica en India 12,000 años atrás?

Bomba Atómica India Prehistórica

Científicos encontraron evidencia de una antigua Guerra nuclear de hace miles de años

¿Por qué estas antiguas ciudades de repente fueron abandonadas hace miles de años? Y ¿por qué sus cuerpos fueron encontrados esparcidos en las calles de estas ciudades, con altos niveles de radioactividad? pudo haber ocurrido una guerra atómica hace bastantes milenios en estas ciudades? Los científicos muestran sugestivas evidencias de que una explosión realmente ya ocurrió.

¿Pudieron nuestros ancestros haber contado con tecnología avanzada superando las capacidades nucleares de hoy en día? Hay evidencias en unas ruinas de India que soportan estas pretensiones. También hay algunos antiguos mitos que describen el entendimiento actual que tenemos sobre los conflictos atómicos.

Textos de hace miles de años parecen contener lo que se podría interpretar como precisas descripciones de explosiones nucleares como la que tuvo lugar en Nagasaki en la segunda guerra mundial.

Revisando la gran epopeya épica de la India, el Mahabhrata. Relata sobre el caos y la destrucción con pasajes que parecen describir con precisión los efectos y secuelas de una guerra nuclear.

Explosiones masivas tan “brillantes como mil soles” fueron grabadas de la misma manera que los cuerpos calcinados al punto de ser irreconocibles. También hay muchos otros pasajes adecuados para describir los modernos ataques nucleares.

 

Representación de la Epopeya en el Mahabhrata

De acuerdo con esta leyenda, quienes sobrevivieron a esta tragedia perdieron su cabello y luego sus uñas, mientras que los suministros de comida se contaminaron; todo esto coincide con nuestra comprensión sobre los efectos de la intoxicación por radiación y la contaminación radioactiva que trae como consecuencia una explosión atómica.

¿Pudo esta historia haber sido más que un simple mito? ¿Puede realmente este relato describir una guerra nuclear de un tiempo pasado?

Esto es entendido por algunos científicos como una posibilidad (que han sido ridiculizados en algunas ocasiones) que pudieron existir civilizaciones mucho tiempo atrás en la historia, las cuales eran tan avanzadas (si no más avanzadas) que nuestra civilización actual. Algunos de estos científicos aportaron pruebas para apoyar esta exposición.

Mohenjo-Daro

En el estado de Rajasthan, en el noroeste de la India, se encontró una capa de ceniza altamente radiactiva cerca de Jodhpur, lo cual fue suficiente para justificar una investigación. Más tarde, las antiguas ruinas de Harappa al norte y Mohenjo-Daro al oeste fueron desenterradas en Pakistán, donde se encontraron evidencias de una explosión nuclear que data de hace miles de años.

Mohenjo-Daro fue construido alrededor de 2,500 a. C. y fue descubierto en 1920. El sitio ha sido sometido a importantes excavaciones desde entonces.

Cuando la excavación alcanzó el nivel de la calle, 44 esqueletos fueron descubiertos dispersos por toda la ciudad tendidos en las avenidas, sugiriendo que habían sufrido de una muerte violenta y repentina.

Ciertas áreas del sitio también mostraron un incremento en los niveles de radioactividad.

El investigador indio David Davenport encontró evidencia de lo que parecía ser el epicentro de la explosión unos 45.72 metros de ancho en el sitio en donde se encontró que todos los objetos habían sido fundidos y cristalizados, las rocas habían sido derretidas por temperaturas de alrededor de 1,500°C y convertidas en una sustancia similar al vidrio.

En su libro “Enigmas de la Historia Antigua”. A Gorbovsky dice que el último esqueleto encontrado en el sitio contenía más de 50 veces el nivel de radiación del que debería tener y miles de “piedras negras” que antes eran vasijas se encontraron todas juntas fundidas debido al calor extremo.

Davenport también explicó que lo que fue encontrado en Mahenjo-Daro imita exactamente los efectos de las secuelas que tuvieron lugar en Hiroshima y Nagasaki durante el siglo XX.

  • Hiroshima tras la devastación

  • La Bomba Atómica de Hiroshima

No obstante, los otros científicos refutaron estos hallazgos con la evidencia de que los cuerpos encontrados en Mahenjo-Daro son en realidad parte de un sepulcro masivo de la gente más humilde.

Algunos notaron que unas estructuras simples a base de ladrillos de arcilla debieron ser destruidos por un impacto nuclear, mientras que algunas de esas estructuras permanecieron en pie a una altura de aproximadamente 4 metros.

Sin embargo, parece haber suficientes pruebas para reflexionar: ¿podría haber más en nuestra historia humana de lo que pensábamos? ¿Qué pudo causar esta radiactividad? ¿pudieron existir seres humanos hace miles de años que tenían capacidad nuclear?

El Mahābhārata es la epopeya más antigua del mundo, el poema épico más largo de la historia, más aún que la Biblia o las obras completas de Shakespeare. Su extensión, su profundidad, su caótica estructura, sus múltiples lecturas y sus innumerables matices hacen prácticamente imposible contarlo en pocas palabras...

Lucha dinástica

Su nombre proviene del sánscrito: ‘maha’ (gran) y ‘bhārata’ (humanidad). Se suele traducir por ‘la gran historia del pueblo de India’ y, por extensión, de toda la humanidad.

Muy resumidamente, cuenta la historia de rivalidad entre dos grupos de primos. Los 5 hijos del rey Pandu o ‘pandavas’ y los 100 hijos del hermano de Pandu, los ‘kauravas’.

Según los historiadores, esta pugna se basa en hechos reales sucedidos alrededor del año 3,000 a. C, aunque otros historiadores lo ubican en torno al siglo VI a.C.

Con ese hilo conductor, se narran multitud de historias paralelas, historias de guerra y lucha entre el bien y el mal, de confrontación por la tierra, de amor, traición y venganza, de sabios, dioses y demonios.

Historias algunas de una fantasía bellísima y sorprendente, cómo sólo la creatividad india puede concebir. De cada historia, como de la mitología de cada pueblo, se desgranan enseñanzas para la vida que se han transmitido de generación en generación.

La lucha culmina en la gran batalla de Kurukshetra, en la que los Padavas resultan finalmente victoriosos. La batalla produce complejos conflictos de parentesco y amistad, casos de lealtad familiar y el deber de hacer prevalecer lo correcto. Dentro de la narración describe una explosión como el arma final. Esta explosión hizo que multitudes de guerreros con caballos y elefantes fueran expulsados como si fueran hojas secas. La explosión se describe como de tipo perpendicular, en la que las nubes de humo ondulantes se abrieron consecutivamente como sombrillas gigantes.

La explosión

El historiador Kisari Mohan Ganguli sostiene que estas descripciones de un gran holocausto nuclear en la antigüedad son de proporciones claramente superiores a Hiroshima y Nagasaki. Además, aduce referencias en las que claramente se mencionan en los textos históricos, pasajes completos dedicados a esta devastación, describiendo sus efectos, en una extraña batalla nuclear: ‘… El pasaje claramente habla del combate en los cielos y del rugido de bombas que estallaban en los continentes...’ señala el historiador. Así es su descripción:

‘… Un solo proyectil cargado con todo el poder del Universo. Una columna incandescente de humo y fuego tan brillante como mil soles rosas en todo su esplendor … una explosión perpendicular con sus humeantes nubes de humo … La nube de humo después de su primera explosión formada en círculos redondos en expansión como la apertura de sombrillas gigantes ... era un arma desconocida, un rayo de hierro, un gigantesco mensajero de la muerte que redujo a cenizas toda la raza de los Vrishnis y los Andhakas. … Los cadáveres estaban tan quemados que eran irreconocibles, el cabello y las uñas se les cayeron...’

Las investigaciones

Según el arqueólogo Francis Taylor, en realidad existen marcas en los templos de una zona de India, en la que fue capaz de traducir ciertos detalles. Las traducciones sugieren que la gente allí estaba rezando para ser librada de la gran luz que se dirigía a la ciudad para destruirla.

Los científicos han encontrado pruebas que sugieren que esta explosión atómica data de 8,000 años a 12,000 años. Con una radiación tan intensa que el área investigada todavía se considera altamente peligrosa, ésta ciudad antigua encontrada recientemente en la India, puede realmente ser el sitio de una explosión atómica ocurrida en el pasado distante.

Cuando se llevaron a término las excavaciones de Harappa y Mohenjo-Daro, los arqueólogos descubrieron esqueletos esparcidos por toda la zona como si un evento súbito hubiera devastado las ciudades. La mayoría de ellos estaban cogidos de las manos como si la tragedia hubiera sobrevenido mientras huían de algo terrible.

Aún no se ha podido determinar la antigüedad de los esqueletos, pero claramente apunta a decenas de milenios antes de nuestra era. Los restos encontrados están esparcidos por zonas que alcanzan las Regiones del Ganges y las montañas de Rajmahal, y muestran una clara exposición a un intenso calor. Las murallas y enormes cantidades de materiales aparecen fundidos y fusionados estructuralmente, como si se hubieran vitrificado, sin que aparezcan indicios de actividad volcánica en la zona de Mohenjo-Daro y el resto de las ciudades próximas a la zona. El intenso calor que hizo literalmente fundir todos los materiales, sólo tiene una explicación posible: Algún tipo de arma nuclear desconocida fue arrojada hace miles de años y arrasó completamente las ciudades antiguas.

Hasta ahora ningún texto antiguo había arrojado tanta luz a una descripción que nos recuerda a Hiroshima y Nagasaki. Aun así, la extremadamente precisa descripción de la devastación nos hace pensar en un holocausto nuclear en la antigüedad. Los textos sagrados hablan claro: la contaminación radioactiva posterior a los efectos de las explosiones, envenenaba a los supervivientes del holocausto. El agua y los alimentos estaban contaminados.

 

Armas atómicas en la antigüedad

Ciertos informes culturales conservados en la antigua literatura histórica y religiosa, parcialmente confirmados por algunos curiosos descubrimientos arqueológicos, parecen indicar que algo parecido a bombas atómicas se emplearon en guerras en este planeta miles de años antes de que empezara la actual historia escrita.

La mayor parte de esas referencias proceden del Mahabharata, el Ramayana, textos puránicos y védicos, el Mahavira Charita y otros textos sánscritos, que, libres de los incendios y destrucciones sufridas por tantos libros de la antigüedad mediterránea y del Medio Oriente, nos han llegado directamente desde tiempos antiguos.

No existen restos de meteoritos ni de otro material exterior o interior, ni volcánico ni sísmico que justifique la radiación. Tampoco una explosión de un meteorito que justifique una presión de 600,000 atmósferas o una radiación 50 veces superior a la bomba atómica que devastó Hiroshima.

Esto suena exactamente como si estuvieran describiendo una explosión atómica y sus consecuencias. Es sorprendente porque como creíamos, hasta el bombardeo de Hiroshima y Nagasaki no sabíamos nada acerca de la devastación de estas armas.

El envenenamiento radioactivo es algo que hace que el pelo y las uñas se caigan y entrar en el agua proporciona un poco de alivio, aunque no te salve del desastre. Durante la exploración de la ciudad mencionada anteriormente se descubrieron esqueletos dispersos alrededor.

Estos esqueletos tienen miles de años de antigüedad y son algunos de los más radiactivos encontrados. Algunos incluso tienen niveles de radiación cincuenta veces mayor a lo normal. Esta ciudad está siendo estudiada en la actualidad, y por supuesto es un misterio para todos nosotros.

Recopilación de la historia

Fue alrededor del año 400 a. C, cuando se empezó a dar forma al poema originario, agrupando distintas historias, leyendas y genealogías de la tradición oral. Hasta nuestras manos llega hoy dividido en 18 libros llamados ‘parvan’, aunque hay distintas versiones según los manuscritos utilizados. No tiene un autor único conocido, sino que fue moldeado con el paso del tiempo. Sin embargo, se considera a Krishna Dvaipayana Vyasa como el responsable del meritorio trabajo de compilación y organización de tan compleja historia.

El propio Mahābhārata cuenta cómo el dios Ganesh (el dios con cabeza de elefante) aceptó escribir el manuscrito bajo el dictado de Vyasa, con la condición de que lo hiciera sin una pausa alguna en su recitación. Esta es la explicación popular de por qué la imagen de Ganesh en la iconografía tiene roto el colmillo izquierdo: en cierto momento le falló la pluma y, al no poder parar su escritura, se arrancó la punta del colmillo para poder seguir escribiendo, utilizando su sangre como tinta.

El Mahabharata termina con la muerte de Krishna, y el subsiguiente final de su dinastía y el ascenso de los hermanos Pandava al cielo.

También marca el inicio de la era hindú de Kali (Kali Yuga), la era cuarta y final de la humanidad, en la que los grandes valores y las ideas nobles se derrumban, y el hombre se encamina hacia la completa disolución de las acciones correctas, la moralidad y la virtud.

En Pakistán esta una prueba más que contundente. Mohenjo-Daro (una ciudad mongol) fue destruida dos mil años antes de nuestra era por una terrible explosión atómica, muriendo la población, la cual por esos días tenía muchos habitantes, es decir estaba densamente poblada.

La evidencia de esta explosión nuclear indica que todo fue fundido de un solo lado, así lo demuestran los ladrillos de las casas. Pero esto quedo relatado en un manuscrito hindú, el Mahabharata, el cual ha sido custodiado por los santos varones a través de muchos siglos.

El posible cráter por la detonación de la bomba

Devastación de Hiroshima

El mencionado manuscrito dice;

 “Era humo blanco, caliente, mil veces más luminoso que el Sol, que subió con su brillo infinito y redujo a cenizas la ciudad. El agua hirvió, caballos y carrozas de guerra fueron quemados por miles, los cadáveres de los caídos fueron mutilados por el terrible calor, tanto que no parecían seres humanos. Esto fue terrible, nunca antes fue vista un arma tan terrible”.

Los esqueletos encontrados en excavaciones recientes, tienen 50 veces más radiación que los muertos de Hiroshimay estaba esparcidos desde el Rio Ganges hasta las montañas de Rajmahal.

El mismo texto hindú, relata que los habitantes (unos 30,000) fueron advertidos siete días antes que su ciudad seria destruida, advertencia que no fue acatada en su totalidad. También allí se lee; que las Vimanas o carros volantes vuelan con su propio poder.

Todo esto llevó a la conclusión que, en esa época, la ciudad Mohenjo-Daro (antigua Cultura del Valle del Indo) fue destruida porque los Arios y los mongoles se encontraban en Guerra. Ahora bien, esta raza Arios se encontraba en una región dominada por los extraterrestres que por esos tiempos sacaban minerales, entre otros recursos.

El Mahabharata describe que un proyectil cargado con todo el poder del universo fue enviado y que una columna incandescente de humo y llamas brillantes como de 10,000 soles (superior a las explosiones de Hiroshima y Nagasaki) que se elevó en todo su esplendor".

Representación Sumeria de una Bomba, incluso del lado derecho se ve el hongo y las flechas representan la muerte, abajo la reproducción de la bomba usada por los EEUU en Hiroshima y Nagasaki