Martha Chapa

Martha Chapa Pintora

Martha Chapa (n. 1946), es originaria de Monterrey, Nuevo León. Comienza su fecundo quehacer artístico en la década de los sesenta, conformada por óleos, dibujos, gráficas, arte objeto y escultura. En años recientes, ha pintado sobre láminas viejas, oxidadas, carcomidas, rescatándolas de su destrucción final para darles vigencia en el mundo del Arte Ha logrado conjuntar 250 exposiciones individuales y un sinfín de colectivas, realizadas tanto en México como en Europa, Estados Unidos y diversos países de América del Sur, Centro y el Caribe.

De su pintura surgen igual montañas, magueyes, colibríes, búhos que guadalupanas o volcanes, junto a notables temas abstractos. Ha incursionado, además, desde 1984, en la investigación gastronómica, siendo autora ya de 30 libros, especialmente sobre la cocina mexicana, varios de ellos premiados en México y en el extranjero.

Asimismo, ha destacado por sus conferencias que ha impartido tanto en Estados Unidos, Europa y en México, sus temas abarcan: arte, cultura y gastronomía. Participa como articulista de temas políticos y culturales en diversos periódicos y revistas, y desde el 2007 conduce “El Sabor del Saber”, una serie de televisión (T.V. Mexiquense Canal 34), cuyos ejes son el arte, la cultura y la gastronomía, tareas a las que suma su activismo y lucha solidaria por los derechos de la mujer y a favor de grupos con alta marginación social. Una artista de dimensión internacional y valor auténtico de la cultura contemporánea, con ya cuatro décadas de trayectoria en la plástica mexicana.

Su vocación nos muestra el río sorprendente de una sensibilidad que abate los obstáculos de la petrificación y el conformismo con obras de radiante vitalidad estética, que han ocupado espacios destinados a los grandes artistas.

Su iniciación gastronómica tuvo lugar en su ciudad natal, Monterrey. Región poco dotada en cuanto a elementos de la naturaleza, pero mucho en lo referente a la imaginación, pues bien, se sabe que la escasez incendia el ensueño. Sus primeras maestras fueron su madre y sus tías, quienes habían heredado la antigua tradición mexicana del amor por este gran arte. Su filosofía gastronómica se funda, en síntesis, en la sublimación y presentación visual novedosa a su exótico y rico sabor, de múltiples sensaciones y exquisita pluralidad.

Escribe y colabora como articulista de temas políticos y culturales en diversos medios de comunicación.

Ha impartido cursos de gastronomía, participa en múltiples festivales gastronómicos, donde aparecen creaciones culinarias en prestigiados y vanguardistas restaurantes.

Asimismo, ha presentado sus creaciones culinarias en Nueva York, en el que fue reconocido por su vanguardia y llegó a considerarse dentro de los primeros cinco primeros en la urbe de hierro, el Quilted Jiraffe. Y en el histórico restaurante del hotel Plaza Athénée, en París, donde fue la primera mujer invitada a presentar una muestra de cocina; en el hotel SAS Scanadinavia, de Copenhague; en San Antonio, Texas; y en el London Milton on Park Road, de la capital británica. En una célebre reunión del Food and Wine Association, Capítulo Monterrey y fue invitada con todo el reconocimiento a preparar el menú de gala; además participó en la celebración del centenario de la Bienal de Venecia, con un proyecto estéticamente ambicioso, en que la comida se integró de manera trascendente a diferentes expresiones artísticas. Durante una temporada, en el Hotel Shangrilá de Hong Kong, compartió con las esencias y perfumes de la cocina mexicana. Llegó a formar parte del Círculo Mexicano de Arte Culinario, instituto pionero que inició de manera seria y profunda la investigación gastronómica.

Después de la Cocina Mexicana y su arte ha escrito varios libros, como El sabor del fruto prohibido, que contiene recetas y textos literarios e ilustraciones de creadores renombrados, El sabor del sueño sobre actividad onírica y la manzana, cuyo origen está en haber nacido y vivido en la tierra de la escasez, que incendia la imaginación.

Ha investigado con intensidad la cocina mexicana. A la fecha ha publicado más de una treintena de libros de cocina regional y uno que otro con temas varios: “La Cocina Mexicana y su arte”, “Cocinando el Fruto Prohibido”, Cocina regia, Cocina sin límites, Sabor a Independencia, (cocina de Querétaro), Sabor a eternidad (cocina de Tlaxcala) que obtuvo en octubre de 1992 el máximo reconocimiento de la industria de las artes gráficas de Estados Unidos: el premio Benjamín Franklin). Así también es autora de: El Real Sabor de Hidalgo; El sabor del sueño, (2ª. Versión), Cocina, Nutrición y Salud, El sabor del Edén, Cocina Oaxaqueña, “Bebidas Mexicanas”, 101 Recetas de Nuevo León, Cocina de Sinaloa, Chocolate, Regalo del Edén, Con Sabor a Patria, República de Moles, Los Colores del Sabor (cocina y gastronomía).

Martha Chapa