Dolores Olmedo (1908 - 2002) María de los Dolores Olmedo y Patiño Suárez

Dolores Olmedo, Nació 14 diciembre 1908 y Falleció el 27 de julio 2002

Dolores y su amor por los Xoloescuincles

María de los Dolores (Lola) Olmedo y Patiño Suárez nació en la Ciudad de México el 14 de diciembre de 1908. Su padre era un empresario que murió cuando ella tenía cuatro años, su madre era una maestra de escuela, bien relacionada y con una pasión por la música y la pintura. Dolores estudió Filosofía, Derecho, Música e Historia del Arte en México, luego fue a París a estudiar Antropología, Museología e Historia del Arte.

A su regreso a México, decidió seguir una carrera en la industria de la construcción. Con las ganancias que hizo con su empresa - una de las más grandes de México cuando ella tenía unos 35 años- invirtió en propiedades. Su sagaz sentido de los negocios le trajo aparejado un éxito considerable, y fue capaz de cumplir su ambición de toda la vida, convirtiéndose en coleccionista de arte.

Dolores Olmedo jugó un importante papel en la vida cultural de México, organizando y contribuyendo a las exposiciones de arte mexicano en el extranjero. Luchó por preservar la tradición, legada al "Día de los Muertos", que amenazaba ser desplazada por la popularidad de la estadounidense fiesta de Halloween. También hizo campaña en contra de la venta de los tesoros nacionales de México en el exterior.

Lola era capaz de recurrir a una larga lista de conocidos en prominentes lugares de la sociedad, aunque recibió algunas críticas por exhibir fotografías de sí misma con los ex presidentes de México junto a las pinturas de Diego Rivera.

Aunque ya se conocían hacía muchos años, incluso distanciados en algún momento, Dolores Olmedo y Diego Rivera se hicieron amigos estrechos en los tres últimos años antes de la muerte del pintor en 1957. Rivera pasó sus últimos años en la casa de Dolores en Acapulco, donde pintó una serie de retratos de ella y sus hijos, así como una serie de 25 puestas de sol, 20 de los cuales forman parte de la colección de Dolores Olmedo.

Poco antes de la muerte de Rivera, Lola le habló de sus planes para crear un museo para mostrar su trabajo, y él hizo una lista de cuadros que debería incluir en la colección. Ella se dedicó a adquirir las obras mencionadas, colocándolas en su gran hacienda siglo 16 en Xochimilco, en el extremo sur de la Ciudad de México.

En la finca en Xochimilco, Dolores también poseía pavos reales, patos, gansos, gallinas y xoloitxcuintles (una especie en peligro de extinción, de perro prehispánico sin pelo). Con su pelo azul-negro peinado hacia atrás y su fina colección de joyería, Lola emanaba glamour.

En su vida personal, se casó en tres oportunidades; su primer esposo fue Howard S. Phillips, que murió en 1972 y con quien tuvo tres hijos y una hija. Posteriormente contrajo matrimonio con el torero Juan Cañedo, este matrimonio se disolvió, así como el tercero, con Arturo Izquierdo. 

Dolores Olmedo falleció el 27 de julio de 2002 en su casa de Xochimilco.

El Museo Dolores Olmedo Patiño abrió sus puertas al público en septiembre de 1994, y cuenta con 137 de las obras de Rivera. Es la colección más importante del trabajo de Rivera en el mundo. Aunque ella fue acusada de estar celosa de la segunda esposa de Diego Rivera, la artista Frida Kahlo, y de usar su considerable influencia en el mundo del arte mexicano para marginarla, la colección incluye 25 obras de Kahlo.