El Guernica, obra de Pablo Picasso

Alemania en la Guerra Civil Española (1936-1939)

Francisco Franco Bahamonde

ANTECEDENTES:

El 12 de abril de 1931 se celebraron en España elecciones municipales. Ante el desfavorable resultado de las mismas para la monarquía, el rey Alfonso XIII abandonó el país. Se instauraba la Segunda República. En las elecciones de junio de 1931 la izquierda (republicanos y socialistas) obtuvo mayoría absoluta, dando lugar al denominado "Bienio Progresista". Ocurriría lo contrario en las de noviembre de 1933, en las que la derecha (CEDA) saldría triunfante. Se iniciaba el "Bienio Negro".

En 1936 España estaba inmersa en un ambiente de gran inestabilidad social. Ya en 1934 se habían desencadenado graves episodios, con levantamientos antigubernamentales en Cataluña y Asturias. Éste último fue duramente reprimido.

Las elecciones de febrero de 1936 dieron la victoria al Frente Popular, una coalición de partidos de amplio espectro ideológico, aglutinados para hacer frente a un enemigo común: el fascismo ascendente. 

El 18 de julio de 1936 el general Franco se sublevó contra la República. Esta vez con mayor éxito que el general Sanjurjo, quien había fracasado en otra intentona en agosto de 1931. Al mando del ejército de Marruecos, Franco avanzó hacia Madrid. Allí hubo de enfrentarse a las Brigadas Internacionales, de carácter antifascista, creadas en apoyo al gobierno republicano con combatientes procedentes de todo el mundo.

La Guerra Civil Española alcanzó una amplia repercusión internacional. Los distintos estados se posicionaron a favor o en contra de los dos bandos en liza. Los gobiernos totalitarios de Alemania e Italia apoyaron desde el principio el golpe de estado.

Aparato alemán de la Legión Cóndor. 1939

Auspiciado por el gobierno británico, las principales potencias europeas (Reino Unido, Francia, Alemania, Italia y la URSS) firmaron un "Acuerdo de no intervención" en el conflicto, cuya pretensión sería impedir que éste se internacionalizara. El acuerdo resultó un auténtico fiasco, ya que no logró impedir el abastecimiento de armas, víveres y pertrechos a ambos bandos: de parte de los sublevados, los procedentes de Alemania e Italia; de parte republicana, los suministrados por la Unión Soviética, que fueron obsoletos y de mala calidad.

A lo largo de 1937 las tropas de Franco fueron alcanzando objetivos cada vez más importantes: Málaga fue tomada el 8 de febrero, Bilbao el 9 de julio; la mayor parte de la cornisa Cantábrica había caído en manos de los nacionales en septiembre. Aragón sucumbió en marzo de 1938. A finales de ese año, tras haber rechazado los franquistas la contraofensiva republicana del Ebro, Cataluña se derrumbó. El conflicto quedó sentenciado con la derrota de la República, que se concretó el 1 de abril de 1939.

En España se instauró una dictadura de signo fascistoide, liderada por el General Francisco Franco Bahamonde, quien rigió los destinos del país hasta su muerte, acaecida en 1975.

La Guerra de España levantó auténticas pasiones en todo el mundo y sirvió de ensayo inmejorable para los nazis para probar y mejorar su armamento en vías de su preparación para la precedente de la Segunda Guerra Mundial.

Fotografía del estandarte de la Legión Cóndor durante la parada militar de la victoria en Alemania.

La Legión Cóndor fue la unidad militar formada por voluntarios de la Luftwaffe (Fuerza aérea alemana) que fue enviada por Hitler en apoyo de las fuerzas del bando falangista durante la Guerra Civil española.

Llego a estar formado por más de 100 aviones y 5,136 hombres bajo el mando del General, Hugo Sperrle. Quien luego fue ascendido a mariscal de campo durante la Segunda Guerra Mundial.

  • Imagen del archivo abierto de la revista Life. Donde aparece Hitler, bajo bandera nacional y recibiendo a los voluntarios de la Legión Cóndor el 6 de junio de 1939.

  • Bombarderos Heinkel He-111E de la Legión Cóndor en el campo de aviación de Ávila, al fondo las murallas. Foto avilas.es

El Panzer I

Los aviones de la Legión Cóndor arrojaron casi 17 millones de kilos de bombas y dispararon más de 4 millones de proyectiles.

La Guerra Civil fue utilizada como campo de pruebas de nuevas armas, tácticas y avances técnicos en la industria armamentística nazi, para las tropas que más tarde participaron durante la Segunda Guerra Mundial. Así por ejemplo se utilizaron las primeras versiones del tanque Panzer.

 

  • La vuelta de la Legión Cóndor a Alemania sirvió también, para la celebración del cumpleaños de Hitler.

  • Soldados de la Guardia Mora con alemanes de la Legión Cóndor.

  • En la foto se aprecia un Henkel 45 que sufrió un accidente al aterrizar en el campo de aviación abulense, tras participar en la Batalla de Brunete.

Adolf Galland fue uno de los aviadores con más victorias de la Segunda Guerra Mundial. También fue destacado en la Legión Cóndor. Durante la guerra civil Ávila tuvo una base muy importante de soldados alemanes.

Participaron en numerosas batallas durante la guerra. Su último comandante fue Wolfram Freiherr von primo del mítico Barón Rojo. Él ordeno en 1937 a la Legión Cóndor bombardear la ciudad vasca de Guernica.

Esta fue una acción que en todo el mundo se convirtió en un símbolo de los horrores de los bombardeos aéreos. Richthofen en septiembre de 1938 fue ascendido y sirvió como asesor de General Francisco Franco, hasta que regresó a Alemania en mayo de 1939 para asumir el mando del regreso de la Legión Cóndor.

El Barón von Richtoffen con oficiales de La Legión Cóndor en España

Así quedo Guernica después del salvaje bombardeo

Unos 19,000 miembros de la Luftwaffe adquirieron experiencia en combate directo en España, dando a la Luftwaffe una ventaja crucial sobre sus enemigos durante la primera parte de La Gran Guerra.

El envío de tropas nazis también estuvo motivado por el control de la riqueza mineral de España, cinabrio, wolframio, pirita, hierro, materias primas primordiales para las ideas expansionistas del Tercer Reich.

la “Mosca” el Polikarpov I-16

Solo como referencia esta fuerza aérea de la Luftwaffe solo era continida por aviones  de la republica que mucho no podian hacer ya que eran aviones caza muy ligeros con poca autonomia y que intentaban contener a los bombarderos Junke JU52 era una tarea titánica y requeria de mucho valor porque estos aviones llamados “Mosca” parecería de feria, y que desde mi punto de vista se requiere mucho valor para poner la vida en juego en una hojalata como esa, he aquí el Polikarpov I-16 

Este ártículo va dedicado a mi querido tio Gonzalo Muñoz Fernádez y a mi abuelo Gonzalo Muñoz Palazuelos quienes combatieron del lado de la República, el primero piloteando este tipo de aviones y el segundo en los sindicatos y en la resistencia con mi admiración y cariño por su valor y sacrificio. 

  • El coronel Gonzalo Muñoz Fernández (mi tío)

  • Gonzalo Muñoz Fernández (mi abuelo)