La Teoría de las Geoproto Civilizaciones (GPC) Parte 3
del libro La Prehistoria Jamás contada©
de la Teoría de la existencia de Geoproto Civilizaciones©
de Roberto Zetina

La evidencia de un diluvio: la aparición del Arca de Noé encontrada en Turquía

¿Por qué no se ha escrito una gran historia alrededor de este descubrimiento?

Nos sorprendemos a menudo por nuestra falta de conocimiento acerca de la historia. Las personas comunes y corrientes están ávidas de información, sin embargo, las organizaciones responsables de difundir estos hechos, parecen tener una agenda para mantenernos en la oscuridad. Esto es especialmente cierto cuando se trata de nuestra historia humana antigua.
No los intrigo más, este es el artículo: se ha encontrado el arca de Noé. Es real.

Vamos a describir las evidencias con algunos detalles y al final hablaremos de las implicaciones históricas y religiosas.

Cómo se descubrió

En 1959, un capitán del ejército turco Llhan Durupinar descubrió una forma inusual al examinar fotografías aéreas de su país. La forma suave, más grande que un campo de fútbol, destacándose del terreno áspero y rocoso a una altitud de 6,300 pies (1,920 MSNMM) cerca de la frontera turca con Irán.

Esta tierra montañosa formaba parte del Reino de Armenia, un país que tiene miles de años de edad y a menudo se considera la "primera nación cristiana", hasta que los turcos la tomaron a principios del siglo XX.

El Cap. Durupinar estaba familiarizado con los relatos bíblicos del Arca y su asociación con el Monte Ararat en Turquía, pero era reacio a saltar a conclusiones. La región era muy remota, sin embargo fue habitada por pequeños pueblos. No hay informes anteriores acerca de un objeto tan extraño que se hubieran hecho antes. Así que él, envió el negativo fotográfico a un experto famoso en fotografía aérea llamado a Dr. Brandenburger, del Universidad Estatal de Ohio.

Brandenburger fue el responsable del descubrimiento de los misiles en Cuba durante la era de Kennedy por medio de fotos, y después de estudiar cuidadosamente la foto, concluyó: "no tengo ninguna duda en absoluto, este objeto es un barco. En toda mi carrera, nunca había visto un objeto como este en una foto estereográfica."

En 1960 la imagen (arriba) fue publicada en la revista LIFE bajo el título de ¿El Arca de Noé? Ese mismo año un grupo de americanos acompañados por capitán Durupinar fueron al sitio tan solo durante un día y medio. Esperaban encontrar artefactos de algún tipo en la superficie o algo que allí estuviera sin duda relacionado con una nave. Se hicieron alguna excavación en la zona pero no se encontró nada concluyente, por lo que anunciaron a la ansiosa espera mundial, que el descubrimiento parecía ser una formación natural.

La mayoría de los medios de comunicación global olvidó el hallazgo y se convirtió en una historia de negación.

En 1977 Ron Wyatt visitó el sitio. Después de obtener el permiso oficial, Ron y otros investigadores llevaron a cabo estudios más a fondo durante un período de varios años. Utilizaron equipo de detección de metales, radar para exploraciones de subterráneas y análisis químicos, en ese momento se estaba usando ciencia real,  y los resultados fueron sorprendentes. La evidencia era innegable. Esto era el arca de Noé.

1 - La Evidencia Visual

La primera parte del estudio se dedicó a examinar el objeto y tomar sus medidas. La forma parecía el casco de un barco. Un extremo era señalado como se esperaría la proa (abajo: D) y el extremo opuesto fue contundente como la popa. La distancia de proa a popa era 515 pies (157 m) o exactamente 300 codos egipcios. El ancho promedio era de 86 pies (26 m) o 50 codos egipcios. Estas fueron las medidas exactas que se mencionan en la Biblia. 

 

En el lado de estribor (derecha) cerca de la popa había cuatro protuberancias verticales que sobresalen del barro (B), a intervalos regulares, que se determinaron las "costillas" del casco (ver siguiente foto). Frente a éstos, en el lado de babor, una sola costilla (A) sobresale del fango. Se puede ver todavía su forma curvada muy claramente. Que además la rodean más costillas, todavía en gran parte enterradas en el barro, pero visibles en una examinación cercana.

Hay que recordar que este objeto, si es el arca, es extremadamente viejo.

La madera ha sido petrificada. La materia orgánica ha sido reemplazada por los minerales de la tierra. Sólo permanecen las formas y rastros de la impresión de la madera original. Quizás por esta razón los expedicionarios en 1960 se fueron decepcionados. Esperaban encontrar y recuperar trozos de madera, los cuales desde hacía mucho tiempo habían sido erosionados y petrificados.

Desde que el objeto se posó en medio de un flujo de lodo, es obvio que por lo mismo, el objeto se deslizara más de un kilómetro de su posición original.

Los geólogos creen que estaba unos 1,000 pies (305 m) más arriba en la montaña, encapsulado en una cascara de barro endurecida y piensan que después de terremoto de 1948, la cápsula se agrietó y rompió, dejando al descubierto esta estructura y esto coincide con los relatos de los pobladores de los alrededores que hablan de su “aparición repentina”, por esa época.

Los relatos bíblicos de la arca describen que tenía hasta seis niveles. La forma asumida del arca parece coherente con el bombeo que aparece en la imagen anterior ( C ) en el centro del objeto. De hecho, que pronto veremos, que de acuerdo a las exploraciones del radar de la estructura, estos indican que este abultamiento son los restos derrumbados de estos niveles.

Aunque la mayoría de la gente asume y piensa en el arca como una figura rectangular, esto sólo se debe aplicar a las cubiertas superiores. La elegante forma del casco es necesaria para permitir a la enorme nave permanecer estable en el agua y sobrevivir a las enormes olas.

2 - Radar penetrante de tierra

El ojo humano necesita ver la luz reflejada para reconocer un objeto. Para visualizar lo que queda por debajo de la tierra, los científicos utilizan microondas que pueden penetrar el suelo y rebotan cuando golpean algo sólido.

Esta técnica es usada para localizar petróleo y otros minerales. Llamado el Radar penetrante de tierra (GPR), el aparato está hecho de una antena que transmite microondas, entonces estas se escuchan al recibir el "Eco" y el resultado es impreso en una hoja de papel. El retraso y la fuerza de este Eco, les dice a los geólogos que hay cuerpos sólidos y a qué profundidad están estos objetos debajo de la tierra.

El equipo de geólogos no analizó todo el objeto. Por el contrario, marcaron líneas que cruzaban los objetos, según se muestra en la foto, con la cinta amarilla. Luego posaron la antena (aproximadamente del tamaño de una cortadora de césped) sobre estas líneas y obtuvieron sus mediciones de salida en la gráfica de papel. Cuando conseguían un Eco fuerte "o golpe fuerte"… significaba que algo sólido había por debajo del punto y registraban la posición marcándolo en la cinta (ver foto izquierda arriba).

Más tarde, cuando hicieron un mapa del objeto, la cinta y la ubicación de los "golpes" se dieron cuenta que de hecho, era una estructura bajo el lodo.

"Estos datos no representan la geología natural. Estas son estructuras hechas por el hombre. Estas reflexiones sonoras aparecen demasiado periódicas... demasiado periódicas, no puede ser al azar en este tipo de espacio natural. "


--Equipo de imagen de Ron Wyatt de SIR

Las exploraciones de radar revelaron la estructura de la imagen superior bajo el lodo. La simetría y la colocación lógica de estos objetos demuestran que sin lugar a dudas se trata una estructura hecha por el hombre y, lo más probable es que sea el arca de Noé.

3 - Artefactos Obtenidos del Arca

Con el GPR, Ron Wyatt descubrió una cavidad abierta en el costado de estribor. Utilizando un taladro improvisado para obtener muestras de núcleo dentro de esta cavidad y lograron obtener varios objetos muy interesantes.

A continuación se pueden ver los artefactos que fueron encontrados y enviados para ser analizados en el laboratorio. A la izquierda está la perforación (ver imagen inferior), seguido por lo que resultó ser estiércol animal petrificado, luego una cornamenta petrificada y por último un pedazo de pelo de gato.

Se encontraron artefactos aún más sorprendentes

Quizás el hallazgo más significativo del arca en sí mismo, es un pedazo de madera petrificada. Cuando éste fue encontrado, primeramente se pensó que era una viga grande. Pero observándola con más detalle son tres pedazos de tabla que han sido laminadas junto con algún tipo de ¡pegamento orgánico!

Esta es la misma tecnología utilizada en madera contrachapada moderna.

La laminación hace que la resistencia total de la madera sea mucho mayor que las fuerzas combinadas de las piezas. Esto sugiere un conocimiento de la construcción más allá de cualquier cosa de lo que sabíamos que existía en el mundo antiguo.

Las pruebas hechas por los laboratorios de Galbraith en Knoxville, Tennessee, demostraron que la muestra contenía más 0.7% carbono orgánico, consistente con la madera fosilizada. Por lo que la muestra alguna vez fue materia viviente.

El examen revela que el pegamento estaba embebido en las capas. El exterior de la madera parece haber sido cubierto con betún.

Aún más sorprendentes fueron los análisis del laboratorio que no sólo revelaron que la madera petrificada contiene carbono (demostrando que fue una vez madera) pero también ¡había clavos del hierro (ver imagen superior derecha) incrustados en la madera!

En Génesis 6:14, Dios le dijo a Noé que "Hazte un arca de madera de gofer”. "Madera de gofer" es un error de escritura y mala interpretación. Es más probable que dijera Madera «Kopher», que significa, madera (cualquiera) que está cubierta con Kopher. Kopher es betún.

En el texto del Génesis (6:14), el contexto está claro. La GPR madera, (un error de transcripción) debe estar cubierto de KPR. G y K en hebreo son tan similares que los inexpertos "eruditos" en hebreo pudieron haberse equivocado, de manera similar como en la traducción de la versión del Rey Jaime de la Biblia, pudo haber sido propenso a dichos errores, de hecho, creemos que si cometieron este mismo tipo de errores.

En Hechos 7:45 y Hebreos 4:8 son ejemplos clásicos de este tipo de errores de transcripción.

GPR = "g", como gopher, KPR = "k", como en kopher (ver imagen superior) es una simple comparación visual de las letras.

Generalmente nos gusta imaginar que la humanidad evolucionó con base en una cuidada secuencia de eras, cada una nombrada después de que cierta tecnología fue descubierta. Así tenemos la edad de piedra (donde el hombre desarrolló herramientas de piedra y flechas), la edad del bronce (donde los metales fueron combinados y se calentaban para hacer herramientas y artículos para el hogar) y por último la edad del hierro (donde el hierro y objetos de acero se hicieron calentando el mineral de hierro y agregándole otros materiales, como el carbón, para fortalecerla). La edad de hierro se suele colocar entre los años 1200-1000 a.C., pero ahora sabemos que contábamos con clavos de hierro que se utilizaron en esta construcción tan antigua.

Pero esperen... ¡hay más!

El hallazgo más sorprendente fue descubierto con detectores de metales sensibles. El equipo encontró por medio de varios ecos fuertes o "golpes" que, cuando se desenterró, reveló un gran disco con forma de remache. De la simple observación del metal es posible ver donde el remache había sido martillado después de ser insertado a través de un orificio (ver foto inferior).

Si los remaches que se utilizaron en la construcción antigua no te impresionan, esto seguramente lo hará.

Un análisis del metal usado para hacer los remaches reveló que eran una combinación de hierro (8.38%), aluminio (8.35%) y titanio (1,59%). Recuerde que la traza de estos metales ha sobrevivido petrificación y por lo tanto no indican el contenido exacto del material original (ver el informe anexo).

Sabemos que el aluminio fue incorporado a la mezcla metálica porque no existe en forma metálica en la naturaleza. Esto implica un conocimiento muy avanzado de la metalurgia y de ingeniería.

Las características de una aleación de aluminio de hierro han sido investigadas en El boletín químico ruso (2005) en donde se revela que esta aleación forma una fina película de óxido de aluminio que protege el material contra la oxidación y corrosión. La adición de titanio le ofrecería mayor resistencia. Esto parece haber funcionado. ¡Los remaches han sobrevivido desde la antigüedad!

El área circundante tiene más sorpresas

A varias millas de la ubicación del arca, fueron descubiertas piedras enormes, algunas verticalmente de pie mientras que otros en el suelo. Estas piedras, pesan muchas toneladas, tienen agujeros en ellas. Los científicos han determinado que eran anclas y que los agujeros en estas, habrían sido para sujetarlas a una nave con cuerdas de cáñamo.

A menudo estas piedras tienen Cruces talladas en ellas, desde hace siglos, cuando los peregrinos hacían el viaje para visitar el lugar donde se suponía el arca se detuvo, el monte Ararat.

Los peregrinos que acudían al lugar del supuesto aterrizaje, reunían pedazos de la madera petrificada que luego se utilizarían como amuletos para alejar el mal. Cuando se encontraron con los anclajes, no tuvieron duda acerca de su asociación con el arca. Se solía tallar a menudo una gran cruz para representar a Noé y cruces más pequeñas, para representar a su familia.

El arca era conocida desde la edad media e incluso antes. Y de alguna manera su ubicación geográfica fue registrada en muchos documentos históricos.

"Y reposó el arca en el mes séptimo, a los diecisiete días del mes, sobre los montes de Ararat. Y las aguas disminuyeron continuamente hasta el mes décimo: en el mes décimo, en el primer día del mes, fueron las cimas de las montañas vistas. "
…Génesis 8:4-5

La epopeya de Gilgamesh (650 a.C.) da al monte Nisír como el lugar del aterrizaje del arca. El nombre local de la ciudad donde se encontró el Arca es Nasar.

Los anales de la Ashurnasurpal II de Asiria (833-859 a.C.) la ponen al sur del río de Zab.

Teófilo de Antioquía (115-185 d.C.) dijo que en el día se veía el arca en las montañas de Arabia. Más tarde los padres de la iglesia también mencionaron el arca tan tarde como a mediados del siglo VII.

En el siglo XIII, William, un viajero, declaró por primera vez que Monte Masis estaba la ubicación del Arca (actual Monte Ararat).

En la geografía de Ptolomeo (1548) menciona las montañas de Armenia como el lugar de aterrizaje. También lo hace el viajero Nicolás de Nicolay (1558).

Estas piedras sirvieron para que la gente de fe, asumiera que ellas marcaban un lugar santo.

Las enormes anclas habrían sido suspendidas por la quilla de la nave. Esto era una práctica común entre los antiguos marineros para poder estabilizar un barco pesado y asegurar que la proa fuera siempre la que acometía las olas que lo azotaban. Una nave del tipo extra pesada, como el arca, fácilmente podría ser volcada por una ola que la golpeara de lado. Se trata de una prueba más que Noé existió en realidad y que de hecho el arca ha sido encontrada en Turquía.

Que paso después de que el arca de Noé aterrizara

Cuando el Dr. Brandenburger originalmente hubo examinado y hecho agrandamiento de las fotografías del "objeto extraño" en Turquía, también vio cientos de antiguas fundaciones en la región, sugiriéndole que esto podría haber sido la primera ciudad fundada después del diluvio, como se describe en la Biblia.

“Su establecimiento va desde Mesha hasta Sefar, llamado el país de la colina del este”
…Génesis 10:30

Equipos arqueológicos han encontrado numerosas ruinas y tumbas antiguas. Muchas costillas humanas han sido excavadas y enviadas a laboratorios de datación. En medio de esta supuesta "primera ciudad" de Noé, hay una estructura inusual y prominente, aproximadamente 10 pies (3.0 m) de diámetro, que creen muchos que puede ser el altar en el que Noé hizo su primer sacrificio.

Entonces Noé edificó un altar al Señor y tomó de todo animal limpio y de toda ave limpia y ofreció holocaustos en el altar.

Y el Señor olió un aroma relajante. Entonces el Señor dijo en su corazón: “nunca más maldeciré la tierra por causa del hombre, aunque la imaginación del corazón del hombre es mala desde su juventud; no será otra vez destruido todo ser viviente como lo he hecho”. Mientras la tierra permanezca, la siembra y cosecha, frío y calor, invierno y verano y día y noche no cesarán.

Otra vez, me sorprende al investigar una historia como esta, encontrar pruebas sustanciales de que algo muy importante que se ha encontrado, ha sido prácticamente ignorada por los historiadores y los medios de comunicación.

Tal vez es porque la tecnología avanzada en el arca sugiere que leyendas sumerio, la epopeya de Gilamesh y otras escrituras antiguas podrían ser correcta cuando se habla de una conexión extraterrestre. El plural de Dios, Elohim, se usa en Génesis. Quiénes eran estos "dioses" y como que andan por la tierra e interactuar con los seres humanos de la época...

O tal vez este descubrimiento puede considerarse como una buena razón para aceptar lo escrito en el Antiguo Testamento en su palabra.

Tenemos que mirar más profundamente en nuestro pasado para saber a qué tipo de seres realmente somos, de dónde venimos y a dónde vamos.

Pero basándonos en esta teoría que hemos venido desarrollando y dado que no contamos con la datación del arca, estamos suponiendo que este evento sucedió hace al menos 1’000,000 de años BP (antes del presente), ya que hay muchísimos elementos petrificados y que asumimos este tiempo para que esto pudiera suceder.