Piedras Vivas de Costesti

Las Piedras Vivas de Costesti

Costesti, un pequeño pueblo rumano, tiene algunas interesantes e increíbles piedras conocidos como trovants, que se cree que tienen vida, trovants es un término geológico en Rumania que significa arena cementada. Trovante, no es parte de cualquier ciencia ficción sino un fenómeno geológico, que consiste en formas esféricas de arena cementada que probablemente se crearon debido a cierta actividad sísmica de gran alcance. Se cree que en el terremoto que tuvo lugar alrededor de 6 millones de años atrás pudo haber llevado a la creación de la primera trovants.

Piedra Trovant aglomerada como si fuera una amiba

Trovants aparentemente juntándose para formar una de mayor tamaño

El descubrimiento más sorprendente de estas piedras misteriosas es que crecen como si estuvieran vivas después de entrar en contacto con el agua de una fuerte lluvia estas piedras tienden a crecer de 6 a 8 milímetros su tamaño.

Se han comparado con las famosas rocas en Death Valley, California, donde la mayoría de estas piedras se mueven sin ninguna asistencia de ningún tipo, sin embargo estas piedra trovants cuando se cortan, revelan anillos elipsoidales y esféricos que son muy similares a los de los troncos de los árboles.

Otro aspecto único de estas piedras es que, aunque varían en tamaño, desde unos pocos milímetros hasta alrededor 10 milímetros son muy similares a las de California. Muchos presumen que los trovants consisten en una base de piedra con una capa exterior de la arena y que después de una fuerte lluvia, las formas más pequeñas de piedras se unen a las más grandes amalgamandose y dando de esta manera el sobrenombre de 'piedras crecientes', mientras que otros les llaman piedras vivas que se reproducen.

Algunos creen que los trovants aumentan de tamaño debido a su alto contenido de numerosas sales minerales que están presentes en la cáscara superficial y cuando la superficie se moja, la presencia de los productos químicos empieza a separarse, poniendo presión sobre la arena que hace crecer a la piedra.

Sin embargo, a pesar de grandes esfuerzos realizados, los científicos no han podido llegar a una explicación lógica válida o una bien documentada investigación o experimento realizado sobre por qué estas piedras tienen extensiones similares a las de las raíces. Los trovants se comportan como alguna forma inorgánica desconocida de vida que es increíble y misterioso, aunque los residentes locales tenian conocimiento de estas propiedades inusuales de las piedras, desde hace más de 100 años, nunca se les presto mucha atención a ello y en cambio lo que han hecho es que las han utilizado como material de construcción, así como para lápidas. Actualmente este descubrimiento único queda solo como una mas de las atracciones populares y turísticas de Rumanía y a resguardo de la reserva nacional del Museo Trovants que se inauguró en el año 2004 y que ahora está protegida por la UNESCO.

Hasta que no se haga un estudio serio como el que se hizo para resolver el misterio de las piedras reptantes del Dead Valey en California, se seguira con las especulaciones y formando parte del folklore rumano.