La fecha real del Nacimiento de Jesús

21 de Agosto el día en que Jesús nació, hoy tendría que celebrarse en esa fecha la Navidad

“Durante toda esa noche María estaba inquieta, de manera que ninguno de los dos durmió mucho. Al alba los dolores de parto ya se habían evidenciado, y al mediodía del 21 de agosto del año 7 a. C, con la ayuda tierna de otras viajeras, María dio a luz un niño varón.

Jesús de Nazaret había nacido en el mundo, se le envolvió en ropas que María había traído por precaución, y se le puso en el pesebre cercano”.

Antecedentes y Datos

Con relación al momento en que se produjo el nacimiento de Jesús, según consta en el Evangelio de Mateo (2:1), el suceso tuvo lugar en los días del rey Herodes. En términos históricos la cita se refiere al rey Herodes el Grande, usurpador del trono de Israel.

De acuerdo a los registros, de diferentes cronistas de aquella época, este monarca idumeo falleció en su palacio de Cypros, en la ciudad de Jericó, después del eclipse de luna ocurrido en la primavera del año 4 a. C, unos días antes del comienzo de la pascua judía de ese año, o sea, durante el mes hebreo de nisán (marzo/abril), del año 4 a. C.

La muerte lo sorprendió a los 70 años de edad, cinco días después de ordenar la ejecución de su hijo mayor Herodes Atipastros.

Ahora bien, si Herodes murió en el año 4 a. C, la versión bíblica según la cual Jesús nació durante su reinado se desmorona; obviamente también colapsa el calendario original de la Era Cristiana que, por lo menos, estaría cuatro años atrasado.

Por el Evangelio de Mateo (2: 16), también sabemos que Herodes, unos meses antes de su muerte, "mandó matar a todos los niños" que había en las Aldeas, y en sus términos, "de dos años para abajo"; diversos apócrifos confirman este informe.

Si tenemos en cuenta que la muerte de Herodes ocurrió dentro de los primeros días de Nisán (primer mes del año religioso judío), del año 4 a. C, y los relatos de cronología bíblica, podemos concluir que la orden de ejecución del infanticidio se tuvo que dictar durante el año 5 a. C.

Si además consideramos lo concreto y específico del decreto herodiano que, como lo confirma la narración de Mateo, limitaba la matanza de los niños inocentes a los varones “de hasta dos años de edad”, podemos entonces deducir que la selección hecha por el edomita no era el resultado de un capricho o de una arbitrariedad, sino la consecuencia de un frío cálculo que, exclusivamente, apuntaba y condenaba a los varones nacidos en sus alrededores, durante los años 7 y 6 a. C.

Esto también confirma que, por lo menos en la opinión de Herodes, auténtico protagonista de los hechos que nos ocupan, el Mesías había nacido en uno de esos dos años (7 o 6 a. C).

El censo que obligó a José y María a pedir posada en Belén podría ser aquel en el que César Augusto ordenó entre los años 8 y 6 a. C.

La Watchtower (de los testigos de Jehová) cree que fue en el año 2 a. C y utiliza éste argumento:

"El historiador bíblico Lucas nos dice que Juan empezó a bautizar en el decimoquinto año de Tiberio César. (Lu 3:1-3.) Augusto murió el 17 de agosto del año 14 E.C. (de la Era Común)”.

El 15 de septiembre el senado romano nombró emperador a Tiberio. Los romanos no usaban el sistema de año de ascensión al trono, por consiguiente, el decimoquinto año transcurriría desde la última parte del año 28 hasta la última de 29 E.C. Juan, que era seis meses mayor que Jesús y empezó su ministerio antes que él —todo parece indicar que en la primavera de aquel año—, fue su precursor y le preparó el camino. (Lu 1:35, 36.)

Según indica el registro bíblico, Jesús nació en el otoño, y cuando se presentó a Juan para bautizarse, tenía aproximadamente treinta años. (Lu 3:21-23.) Por lo tanto, lo más probable es que se bautizase en el otoño, hacia el mes de octubre de 29 E.C.

Si contamos treinta años atrás, llegamos al otoño del año 2 a. E.C. (antes de la Era Común) como la fecha del nacimiento humano del Hijo de Dios". –  (Perspicacia es un libro publicado por la Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania)

Sin embargo, es bueno notar que Lucas dice que Jesús "era como de treinta años". No afirma que tenía 30 años. Esto no quiere decir que Lucas fuera inexacto. En el fondo fue casi certero ya que sus fuentes eran testigos oculares y gente que apoyaba su información en recuerdos. La obra Perspicacia dice: "tenía aproximadamente treinta años".

Sorprendentemente el Libro de Urantia descifra ésta cuestión y comenta (El Libro de Urantia (La palabra Urantia es originaria del Libro de Urantia, y es el nombre que en él se da al planeta Tierra.

Conocido también como Los documentos de Urantia o La quinta Revelación) es una obra literaria espiritual, teológica y filosófica acerca de Dios, el hombre, la religión, la filosofía y el destino. Fue escrita entre 1922 y 1939 y publicada por primera vez en Estados Unidos en 1955; en el texto se señala que ha sido escrito directamente por criaturas celestiales —que ocasionalmente hablan en primera persona al final de algunos documentos— empleando un ser humano dormido como modo de contacto.

1 Existen controversias sobre su contenido e interpretación, mientras para algunos es una revelación espiritual y obra filosófica, para otros no pasa de ser ciencia ficción. Una característica distintiva del Libro de Urantia es que no existe una interpretación oficial de su contenido, no existe ninguna organización que defina la ortodoxia urantiana, cada lector debe interpretarlo de acuerdo a su buen juicio):

“(1512.4) 136:2.8 (Jesús tenía casi treinta y un años y medio cuando fue bautizado. Aunque Lucas dice que fue bautizado en el decimoquinto año del reinado de Tiberio César, lo que nos daría el año 29 puesto que Augusto murió en el año 14, hay que recordar que Tiberio fue co-emperador con Augusto durante dos años y medio antes de la muerte de este último, habiéndose acuñado monedas en su honor en octubre del año 11. El decimoquinto año de su reinado efectivo fue, por tanto, este mismo año 26, el del bautismo de Jesús. Éste fue también el año en que Poncio Pilatos empezó a mandar como gobernador de Judea.) - Urantia

Esto ha sido confirmado por la Historia. Algunas fuentes señalan al año 12 o 13 como el año en que Tiberio alcanzó a gobernar con Augusto. "Para el año 13 los poderes de Tiberio se igualaron a los del propio Augusto. Tiberio se hizo copríncipe de pleno derecho, y en caso de muerte de Augusto únicamente debía sucederle con normalidad" -Dión Casio Historia Romana.

Poncio Pilato (en latín: Pontius Pilatus), también conocido como Pilatos, miembro del orden ecuestre, fue el quinto prefecto de la provincia romana de Judea, entre los años 26 y 36 d. C – Wikipedia

El Nacimiento de Jesús (Del libro de Urantia)

     “Durante toda esa noche María estaba inquieta, de manera que ninguno de los dos durmió mucho. Al alba los dolores de parto ya se habían evidenciado, y al mediodía del 21 de agosto del año 7 a. de J.C., con la ayuda tierna de otras viajeras, María dio a luz un niño varón. Jesús de Nazaret había nacido en el mundo, se le envolvió en ropas que María había traído por precaución, y se le puso en el pesebre cercano.

     Así nació el niño prometido; es decir, de misma manera que todos los niños que antes y desde entonces han llegado al mundo. Y al octavo día de su nacimiento y de acuerdo con la práctica judía, fue circuncidado y se le llamó formalmente Josué (Jesús).

     Al día siguiente del nacimiento de Jesús, José fue a registrarse. Se encontró con un hombre con el que ellos habían conversado dos noches antes en Jericó, y éste lo llevó a ver a un amigo rico de él, y éste tenía una habitación en la posada, y dijo que con placer intercambiaría las habitaciones con la pareja de Nazaret. Esa misma tarde se mudaron a la posada, donde permanecieron casi tres semanas hasta que consiguieron hospedaje en la casa de un pariente lejano de José.

     El segundo día después del nacimiento de Jesús, María envió un mensaje a Elizabeth diciéndole que había llegado su hijo; Elizabeth respondió invitando a José a ir a Jerusalén para hablar de todos sus asuntos con Zacarías. A la semana siguiente José fue a Jerusalén para encontrarse con Zacarías. Tanto Zacarías como Elizabeth estaban sinceramente convencidos de que Jesús estaba destinado a ser el liberador judío, el Mesías, y que el hijo de ellos, Juan, sería con el tiempo el jefe de sus ayudantes, el hombre de destino y su brazo derecho. Como María compartía esas opiniones, no fue difícil convencer a José de que se quedaran en Belén, la Ciudad de David, para que Jesús eventualmente pudiera llegar a ocupar el trono de Israel como sucesor de David. Por consiguiente, permanecieron más de un año en Belén, dedicándose José a su oficio de carpintero.

     Ese mediodía en que naciera Jesús, los serafines de Urantia, reunidos bajo sus directores, verdaderamente cantaron himnos de gloria sobre el pesebre de Belén, pero estos cantos de gloria no fueron detectados por oídos humanos. No hubo pastores ni otras criaturas mortales que vinieran a rendir homenaje al niño de Belén hasta el día de la llegada de ciertos sacerdotes de Ur, que habían sido enviados desde Jerusalén por Zacarías.

     A estos sacerdotes provenientes de la Mesopotamia, se les fue contado tiempo atrás por un extraño maestro religioso de su país, que él había tenido un sueño en el cual se le informaba que la «luz de la vida» estaba a punto de aparecer sobre la tierra en forma de niño, en el pueblo judío. Los tres sacerdotes partieron pues en búsqueda de esta «luz de la vida». Después de muchas semanas de búsqueda infructuosa en Jerusalén, estaban por volverse a Ur cuando conocieron a Zacarías, quien les trasmitió su creencia de que Jesús era el objeto de su búsqueda y los envió a Belén, donde encontraron al niño y dejaron ofrendas junto a María, su madre terrenal. El niño tenía casi tres semanas al tiempo de esta visita.

     Ninguna estrella guio a estos hombres sabios a Belén. La hermosa leyenda de la estrella de Belén se originó de esta manera: Jesús nació al mediodía del 21 de agosto del año 7 a. de J.C. El 29 de mayo del año 7 a. de C. hubo una extraordinaria conjunción de Júpiter y Saturno en la constelación de Piscis. Y es un hecho astronómico notable el que conjunciones similares ocurrieran el 29 de septiembre y el 5 de diciembre del mismo año. Sobre la base de estos acontecimientos extraordinarios, pero totalmente naturales, los creyentes bien intencionados de las generaciones sucesivas construyeron la atractiva leyenda de la estrella de Belén y de los Reyes Magos adoradores conducidos por la estrella al pesebre para contemplar y adorar al recién nacido. La mente oriental y del cercano Oriente se deleita en las fábulas, e inventa constantemente bellos mitos sobre la vida de sus dirigentes religiosos y de sus héroes políticos. En la ausencia de la imprenta, cuando la mayor parte del conocimiento humano se trasmitía oralmente de una generación a la otra, era muy fácil que los mitos se tornaran tradiciones y que las tradiciones finalmente se aceptaran como hechos”.

He aquí una serie de datos que apoyan la teoría de la verdadera fecha del nacimiento de Jesús”, basada en Historiadores, Hechos, leyendas sin embargo la aproximación llega al mes de agosto y la precisa el Libro de Urantia (La Tierra). Como:

“21 de agosto al medio día del año 7 a. de C.”

O del año 2023 A.P. (Antes del Presente), siendo el presente de este artículo el 22 de Agosto de 2016.

El Libro de Urantia

Según la leyenda de este libro escrito por seres Celestiales El Libro de Urantia (conocido también como Los documentos de Urantia o La quinta Revelación) es una obra literaria espiritual, teológica