Vista de la Fachada del Palacio de Iturbide

Palacio de Iturbide, un regalo de Bodas

El predio donde se ubica actualmente el Palacio de Iturbide - Palacio de Cultura Banamex, perteneció en el s. XVI a don Gonzalo Juárez de Córdoba, uno de los hombres que acompañó a Hernán Cortés en la Conquista de México.

 

El siguiente propietario fue Francisco de Córdoba, contador mayor del Real Tribunal de Cuentas, quien hizo edificar en el mismo terreno una mansión, la cual fue estrenada el Jueves de Corpus de 1665.

 

Un siglo más tarde, las religiosas de Santa Brígida adquirieron la finca para luego venderla a los condes de San Mateo de Valparaíso y al marqués del Jaral de Berrio, quienes dispusieron la demolición del edificio para erigir el actual Palacio, a cargo del arquitecto novohispano Francisco de Guerrero y Torres, de 1779 a 1785.

Portada del Palacio de Iturbide

  • Don Miguel de Berrio y Zaldívar, I marqués del Jaral de Berrio, quien mandó construir el Palacio. Caballero de la Orden de Santiago, Ministro Honorario del Consejo de Hacienda, Contador Mayor de la Real Audiencia y de la Contaduría de México, Alcalde de la Ciudad de México y de Orduña.

  • Ana María de la Campa y Cos, II Condesa de San Mateo de Valparaíso. Esposa del I Marqués del Jaral de Berrio.

El Palacio, como lo conocemos hoy, fue destinado como un regalo de bodas para Doña María Ana, única hija de los condes, la cual contrajo matrimonio en 1768 con don Pedro de Moncada, marqués de Villafont, siciliano de origen y miembro de familia noble. La intención real fue invertir el dinero de la herencia en la construcción de esta edificación, para que el yerno no la despilfarrara en mala vida...

  • El Palacio de los condes de Moncada y de los marqueses del Jaral de Berrio tomó el nombre de Palacio de Iturbide a partir de que en él habitara Agustín de Iturbide y saliera de esta residencia para ser coronado Emperador de México el 15 de mayo de 1822.

  • Placa. Esta era la residencia de Agustín de Iturbide.

Detalle. Sus pilastras están ornamentadas con relieves de hojas y frutos, así como pequeñas sirenas aladas y con doble cola.

Lucas Alamán cuenta que al poco tiempo de haber entrado el Ejército Trigarante a México, en 1821, y a fin de que se realizaran las obras necesarias en el antiguo palacio de los virreyes para alojar en él a Agustín de Iturbide, el futuro emperador con su esposa, cuenta la tradición familiar que el hijo de Pedro de Moncada fue “presionado de tal manera que se vio obligado a permitir que lo ocupara dicho personaje” para ir a vivir con su familia a la casa de su hermana y de sus abuelos maternos, en la residencia de San Mateo de Valaparaíso.

 

En 1850, el palacio fue vendido a Anselmo Zurutuza, y sufrió mínimas alteraciones para adaptarlo como el "Hotel Diligencias". Al poco tiempo lo compró el Sr. Germán Landa quien transformó el Palacio en un hotel de lujo, inaugurándolo en marzo de 1885 como "Hotel Iturbide".

 

Originalmente, fue llamado Palacio de los Marqueses del Jaral de Berrio y de los Condes de Moncada. Tras ser habitado por el emperador Agustín, fue conocido como el Palacio de Iturbide. Desde 1971 funciona como la sede de Fomento Cultural Banamex. En el 2004, tras 8 años de trabajos de restauración, fue abierto como Palacio de Cultura Banamex.

Interior del Palacio cuando fue convertido como Hotel Iturbide