Cinco Mujeres que dejaron Huella en la Humanidad

Marie Curie

Marie Curie

Marie Sklodowska, fue una química y física polaca a quien se le atribuye el descubrimiento de los elementos químicos denominados Polonio (Po) y Radio (Ra). Pionera en el estudio de la radioactividad, en 1903 fue la primera mujer galardonada con el premio Nobel, en conjunto con Henri Becquerel y Pierre Curie, su esposo, por sus investigaciones sobre los fenómenos de la radiación. A su vez, en 1910, le fue otorgado el Premio Nobel de Química por el descubrimiento de 2 elementos químicos. Aunque muchos atribuyen sus mayores logros al campo científico, sin lugar a dudas el más grande de ellos fue el enfrentar la desacreditación y la burla proveniente del elitista y conservador gremio científico de su época, sólo por ser mujer.

Frida Kahlo

Frida Kahlo

Magdalena Carmen Frida Kahlo Calderón, nacida en Coyoacán en 1907, influenciada por su difícil existencia, el talento del gran muralista y esposo, Diego Rivera y el pensamiento socialista, su obra se caracteriza por una síntesis de elementos expresionistas y surrealistas, con una temática popular y autobiográfica. Tras su muerte en 1954, su obra se mantuvo en silencio y oculta y no fue sino hasta principios de los años 70, que ésta fue redescubierta bajo el contexto del movimiento de liberación de las mujeres. Según la escritora alemana, Karen Genschow, en su libro biográfico sobre la artista, la obra de Frida ha trascendido fronteras y ha superado en impacto, a la del talentoso Diego Rivera.

Teresa de Calcuta

Beata Madre Teresa de Calcuta

Gonxha Agnes (1910-1997) mejor conocida como La Madre Teresa, fue una monja católica naturalizada hindú quien durante más de 45 años atendió a los pobres, enfermos, huérfanos y moribundos, al mismo tiempo que guiaba la expansión de su congregación, las Misioneras de la Caridad, primeramente en la India y luego en otros países del mundo. En 1979, obtuvo el Premio Nobel de la Paz y posteriormente el más importante galardón civil de la India, el Bharat Ratna, en 1980 por su labor humanitaria. A ellos se sumaron una decena de premios y reconocimientos de primer nivel, tanto nacional como internacional como muestra del agradecimiento y reconocimiento de gobiernos y organizaciones mundiales. A lo largo de su vida, fue objeto de críticas por mantener una visión fundamentalista dentro de la propia Iglesia, predicar a favor, del Consuelo y el conformismo así como encabezar la oposición a cualquier reforma de la iglesia durante el Concilio Vaticano II. Su filosofía residía en que el ser humano debía optar por una postura de más trabajo y más fe, no una revisión doctrinal. Uno de los pasajes más reveladores de su vida, es que por casi 50 años, la Madre Teresa experimentó dudas sobre sus creencias religiosas en las cuales, decía no sentir la presencia de Dios en lo absoluto, sin embargo, su entereza en el servicio a los demás siguió siempre constante. En 2003, Gonxha Agnes, la Madre Teresa, fue envestida con el título de Beata, nombramiento dado por el Papa Juan Pablo II. Sin lugar a dudas, una mujer admirable.

María Eva Duarte de Perón

María Eva Duarte de Perón

Primera dama de Argentina durante el periodo presidencial de Juan Domingo Perón (1946-1952), representó un cambio radical dentro la política argentina al hacerse presente dentro de la campaña electoral del en ese momento candidato Juan Domingo Perón, situación inédita ya que la participación de las mujeres en la política no era bien vista en aquellos tiempos. El papel de Eva Perón fue determinante para el triunfo de Juan Domingo Perón y la instauración de los derechos políticos y civiles de las mujeres en Argentina. Gracias a ella y al trabajo realizado como primera dama, después de haber fundado el Partido Peronista Femenino, éste obtuvo sus primeros logros en las elecciones generales de 1951 obteniendo el voto popular suficiente para colocar a 23 mujeres en las diputaciones nacionales, 6 en el senado y 109 en los distritos locales. Así mismo, su trabajo incansable por establecer una sociedad equitativa la llevó a establecer estrechos vínculos con los sindicatos y los trabajadores. Para la mujer de entonces, fungir como figura diplomática, era algo impensable. La Gira del Arcoíris, nombre con el que bautizó Evita a su viaje de 64 días por Europa, tenía como objetivo conocer los sistemas de ayuda social instituidos por los gobiernos europeos para a su regreso, establecer un modelo de asistencia social en Argentina, aunque algunos autores señalan la decepción de Evita al toparse modelos represivos y obsoletos como el caso de España, país bajo la dictadura franquista. Tras su muerte, la vida de Evita, llamada sí cariñosamente por el pueblo argentino, y su postura política han sido incorporadas ampliamente a la cultura argentina. En el plano político internacional, Eva Duarte de Perón, es reconocida como un ejemplo revolucionario, siendo un portento de actitud, tenacidad e individualidad que representa de manera más que digna al género femenino. Ella decía:

 

"Prefiero ser Evita, antes de ser la esposa del Presidente, si ese Evita es dicho para calmar algún dolor en algún hogar de mi patria".

Maria Callas

Maria Callas

Ana María Cecilia Sofía Kalogeropoúlou, nacida en los Estados Unidos en 1923, es considerada como la mejor cantante de ópera de todos los tiempos. Capaz de revivir el bel canto, la perfección del legato (interpretación ininterrumpida de un grupo de notas de diferentes frecuencias). En su corta pero importante carrera, fue llamada “la Divina” debido a su gran virtud para ejecutar el canto. Sus grandes atributos artísticos, le permitieron abordar papeles muy disímiles y resucitar la tradición del bel canto romántico italiano en la verdadera acepción del término y a través de la exhumación de óperas olvidadas como Anna Bolena, de Donizetti. En la definición del musicólogo Kurt Pahlen, su canto se asemeja a una herida abierta, que sangra entregando sus fuerzas vitales, como si ella fuese la memoria del dolor del mundo. Su mayor don, se hallaba en su innata musicalidad que le permitía internarse instintivamente en el universo personal de cada compositor sin importar los defectos vocales en los que a veces incurría. Callas supo hacer de sus defectos sus mayores virtudes.

 

Magnética en escena, no fue sólo una gran soprano con dotes vocales inusuales, sino también una gran actriz que supo encarnar sus personajes de un modo único. María Callas, impulsó la reevaluación del género belcantista y la interpretación del verismo desde la técnica del belcanto provocando una revisión importante desde el punto musical e interpretativo. Callas deja su legado al motivar un florecimiento del género lírico desde un enfoque históricamente veraz, mismo que se sostendría durante las siguientes generaciones.

“Dicen que el hombre no es hombre mientras no oye su nombre de labios de una mujer”, Antonio Machado (Escritor y Poeta español)