La Teoría de las Geoproto Civilizaciones (GPC) Parte 5
del libro La Prehistoria Jamás contada©
de la Teoría de la existencia de Geoproto Civilizaciones©
de Roberto Zetina

Las grafias en tablillas de barro de Glozel de hace 8,000 años A. P.

Fueron descubiertas por  Emile Fradin  (1907 - 2010) el 1°de marzo de 1924 en cercanías de la localidad de Glozel, en el departamento francés de Allier.

Emile Fradin

Producto de la casualidad, cuando un joven agricultor de 17 años y su abuelo (Emile y Claude Fradin) trabajaban en sus tierras con un carromato tirado por bueyes, uno de los animales pisó una zona del terreno que cedió al peso, medio hundiéndose en el suelo, y apareciendo ante la sorpresa de los dos campesinos un hueco donde se adivinaban huesos, vasijas y otros objetos. Comunicado éste hecho a las autoridades, y tras un primer análisis del hallazgo, son localizadas otras fosas o cámaras en el mismo área, cuyo  antiguo nombre (campos de Duranthon) la gente del lugar lo sustituyó por uno nuevo y más morboso el  de “campo de los muertos”. 

        La arqueología oficial ha dado la espalda a los descubrimientos de Glozel. Su aceptación significaría para ellos tener que reescribir la historia, algo que sabemos es el común denominador en estos casos.

  • DESCUBRIMIENTO Y EXCAVACION

En el transcurso del verano, la Sociedad del Borbonesado se desplaza, saca muestras y se las manda al Doctor Capitán, de Bellas Artes. En aquella época, el Doctor Capitán, el padre Breuil y el conservador del museo de los Eyzies, el Sr Peyroni, representaban el triunvirato ineludible de la prehistoria.

  • TABLILLAS CON ESCRITURA EXTRAÑA

  • TABLILLAS NUNCA TRADUCIDAS

  • ¿EL ORIGEN DE LA ESCRITURA CUNEIFORME?

  • DATADAS CON SEIS MIL AÑOS DE ANTIGUEDAD ANTES DE CRISTO

Desde este mismo momento surgen distintos personajes que muestran su interés en los descubrimientos realizados  en la aldea de Glozel, como sería el caso del Dr. Albert Morlet, médico facultativo de la próxima ciudad de Vichy y gran aficionado a la arqueología, el cual llegó a un acuerdo con los descubridores y propietarios de los hallazgos, la familia Fradin, para explotarlos comercialmente al serle cedidos todos los derechos sobre la información científica que se publicara en un futuro.

        Esta circunstancia desató la ira y los celos de otros tantos personajes de la época, y que también habían mostrado gran interés en los hallazgos localizados en Glozel, sobre todo por afán de protagonismo, que culminaron finalmente tras una larga lucha de intereses e intrigas de carácter casi novelesco, con la detención por parte de la policía del joven Emile Fradin en 1929 (El Presidente de la Sociedad Prehistórica de Francia acude a Glozel, quien paga 4 francos de entrada al museo (que estaba someramente organizado por Emile Fradin para satisfacer al númerocreciente de visitantes, curiosos de ver estos fantásticos objetos tan controversiales), luego pretende que loque mostraba eran cosas falsas; Emile es acusado de  falsificación y estafa (jamás demostrada, por lo que tuvo que ser absuelto). 

  • IMAGENES DE PERSONAJES

  • ROSTROS DE HABITANTES

  • EXTRAÑOS PERSONAJES

TALLADO EN HUESO

Posteriormente el Dr Morlet, continua con las excavaciones, siempre a costa suya, durante 16 años. Encontrando más de 3,000 objetos, hasta el año de 1941, entre los que figuraban numerosas tablillas con una extraña escritura que el Dr. Morlet y sus colaboradores cifraron en torno al año 6,000 a. C., teniendo que interrumpir los trabajos por la implantación por parte del gobierno francés de la Ley Carcopino, que prohibía excavar el suelo a particulares, pasando la investigación exclusiva al propio gobierno de Francia.

  • LITOGRAFIAS

  • GRABADO EN HUESO

La escritura que aparece en los restos encontrados no es igual a ninguna otra conocida, aunque muestra ciertos parecidos con muchas de ellas, lo que podría quizás indicar que se trate de algún estilo de pre escritura a partir de la cual se han desarrollado otras como la tartésica, la sumeria, la fenicia, la ibérica o la etrusca. Las tablillas con la escrituras se encuentra en el museo de la localidad, la totalidad de piezas que fueron encontradas en Glozel siguen sin ser descifradas aún.