El verdadero Mapa usado por Colón

Las Carabelas de Colón, "La Niña", "la Pinta" y "la Santa María"

        Científicos estadounidenses se han propuesto descifrar el texto oculto en un mapa del mundo del siglo XV que Cristóbal Colón podría haber usado en su primer viaje transatlántico.

        El mapa, creado en 1491 por el cartógrafo alemán Henricus Martellus, representa la superficie de la Tierra desde el Atlántico en el oeste, hasta Japón en el este, e incluye descripciones de varias regiones y civilizaciones en latín.

         Desgraciadamente, con el tiempo, la mayor parte de este texto histórico se ha desteñido y el texto se ha vuelto ilegible.

        Para descifrar la información oculta, un grupo de investigadores de la Universidad de Yale, utiliza una técnica llamada imágenes multi-espectrales.

        Esta técnica consiste en captar imágenes múltiples del mapa en unas frecuencias de luz específicas, incluidas la luz ultravioleta y la infrarroja. Luego, estas imágenes se combinan y se procesan digitalmente de tal manera que se revela una información que normalmente es imperceptible para el ojo humano.

        Las imágenes multi-espectrales no solo podrían revelar detalles ocultos sobre las civilizaciones representadas en el mapa, sino también arrojar luz sobre la historia de la elaboración de los mapas.

          A continuación el famoso mapa que habría de guiar a Colón a América:

El mapa, creado en 1491 por el cartógrafo alemán Henricus Martellus

        En la biografía colombina hay muchos puntos oscuros, a pesar de lo que afirmen los colombinistas, porque Colón, es el personaje más incomprendido de la Historia como iremos viendo. Uno de esos puntos oscuros desde hace muchos años me ha tenido en permanente inquietud hasta que he logrado resolverlo; la cuestión es la siguiente

Portulano del siglo XVI

Los mapas de la época colombina eran los portulanos (similares al de la figura adjunta) en los que hoy todavía, los expertos no han logrado medir distancias entre puertos o ciudades representados en esa carta con fiabilidad. Es comprensible que los Católicos deseasen un mapa donde pudiesen medir la distancia a sus nuevas tierras, y el camino a navegar hasta ellas, parecido al que he situado a la derecha Y un mapa que al tener la distancia en grados pudiesen ir añadiendo al de Ptolomeo (que llegaba hasta Canarias) para ver cuánto restaba hasta las Indias o a las tierras del Gran Khan.

Mapamundi de Ptolomeo desarrollado por la Universidad de Ulm en 1467

        Sabemos que Fernando tenía un ejemplar de la Geografía de Ptolomeo, a la cual corresponde dicho mapa, y que seguro conocía las Tablas de situación de puntos geográficos por longitud y latitud, y muy posiblemente copias de los mapas de la Universidad de Ulm.

        Parece lógico que desease un mapa de ese estilo; y así se lo solicitan ambos a Colón en una carta pidiéndole que el mapa sea construido en grados.

        La cuestión no parece tener sentido, los Reyes le piden a un marino de tres al cuarto que se perdió en el viaje que acaba de realizar al servicio de los propios Reyes (lo dicen los testigos de los Pleitos Colombinos) que perdió su propio barco (sean cualesquiera que fuesen las circunstancias en que se perdió) dejando en tierra a 39 personas de las cuales nunca más se supo; y que en el viaje de retorno no es capaz de recalar en ningún puerto de Castilla si no, precisamente, en Lisboa, obligando a los Católicos a un pacto con Juan II que significaba la pérdida de tierras para Castilla, en fin una joyita por mucho que los colombinistas nos lo quieran mostrar como un héroe (un detalle más de la incomprensión hacia nuestro personaje). Y a esa maravilla de marino, los Católicos le encargan un mapa que únicamente desarrolló una Universidad con muchos expertos en varios dominios matemáticos.

        Por mucho que hubiese estudiado en la Universidad de Pavía (que afirma su hijo) hubiese necesitado más conocimientos de los que allí se impartían

        ¿Se volvieron locos Isabel y Fernando? Es como si a un lanero, comerciante en lanas que hoy calificaríamos profesionalmente como representante, que viajaba en barco porque era necesario, mostraría en el Primer Viaje sus dotes marineras y luego ¿le ponen al frente del Segundo Viaje y le encargan un mapa que únicamente varios expertos unidos de una Universidad fueron capaces de desarrollar?

        Es evidente que Colón sabía o tenía información de otra índole que no compartió en su momento con la solicitud de los reyes españoles

El Primer Mapa

        Colón antes de partir para su Primer Viaje llevaba el encargo de los Reyes Católicos de hacer un mapa de su viaje y situar sobre esa carta las tierras que fuese descubriendo en su posición relativa con respecto a las tierras conocidas, y esto lo sabemos a través de varios documentos:

        "También, Señores Principes, allende de escrevir cada noche lo qu'el día passare y el día lo que la noche navegare, tengo propósito de hazer carta nueva de navegar, en la cual situaré toda la mar e tierras del mar Océano en sus propios lugares, debaxo su viento, y más componer un libro y poner todo por el semejante por pintura, por latitud del equinoccial y longitud del Occidente..."

        Estas palabras que aparecen en el prólogo del Diario del Primer Viaje, muestran que la iniciativa de confeccionar el mapa parece proceder del propio Colón que, además de la carta compondrá (según él) un libro con el que se podrán poner todas esas tierras en forma "semejante por pintura", lo que muy bien puede significar un libro con tablas de coordenadas semejantes a las que acompañaban a la edición de la Geografía de Claudio Ptolomeo. 

        Dos documentos de los Reyes Católicos posteriores al Primer Viaje, no dejan lugar a duda que la carta de navegar era un encargo directo de los Reyes y el libro que permitía poner todo de forma semejante a una pintura era un añadido del propio Colón. El 18 de agosto de 1493 escriben los Reyes Católicos a su Almirante:

        "... e acordadvos de dejadnos la carta del marear, y tomad vuestro viaje en buen hora, y Dios vos lleve con bien."

        La orden es tajante, le están pidiendo esa carta que debía haber confeccionado ya; pero el 5 de septiembre la Reina, reincide y nos proporciona información adicional. 

        "... La carta de marear que habíades de faser, si es acabada, me enviad luego..."

        Y en esa misma carta, previamente nos ha dejado una pista muy singular:

        "Con éste correo vos envío un traslado del libro que acá dejases, el cual ha tardado tanto porque se escribiese secretamente, para que éstos que están aquí de Portugal ni otro alguno non supiese dello, y a cabsa desto, porque más presto se ficiese, va de dos letras según veréis..."

        Si Colón, como se ha supuesto, hizo un libro de puntos con algún tipo de coordenadas que situase la posición relativa de unos con respecto a otros, los Católicos pudieron situar la línea de Tordesillas por acuerdo con los portugueses antes de que Colón partiese para ese Segundo Viaje, y de ahí que la Reina le devuelva ese libro "a dos letras", los puntos que consideraron portugueses y castellanos. Por supuesto el original del libro no ha aparecido, ni tampoco la copia que devolvió la Reina a Colón, y castellanos y portugueses se quedaron sin poder situar la línea de Tordesillas sobre una carta porque Colón partió al Segundo Viaje sin haber entregado a los Reyes Católicos la del Primero. Y Colón para ese Segundo Viaje necesitaba el libro para situar su derrota con respecto a la del Primer Viaje ya que tampoco tenía carta de marear.

        Pero en la misma fecha, 5 de septiembre, ambos Reyes escriben a Colón otra misiva donde vuelven a nombrar tanto el libro que teóricamente ya ha sido devuelto por la Reina, como la carta de marear que debe de entregar Colón antes de su partida:

        "... Y porque para bien entenderse mejor este vuestro libro habíamos menester saber los grados en que están la islas y tierra que fallastes y los grados del camino por donde fuisteis, por servicio nuestro que nos lo enviéis luego; y así mismo la carta que vos rogamos que nos enviásedes antes de vuestra partida, nos enviad luego muy cumplida y escritos con ella los nombres..."

        Ya los Reyes Católicos no cuentan con que Colón vaya a tener la carta de marear que le "habían rogado" hiciese, posponen la entrega para después de que parta hacia el Segundo Viaje, pero es muy curioso que los Reyes soliciten en grados la posición de las tierras, puesto que ningún mapa de la época (los portulanos) están en grados; en grados están dibujados los mapas tolemaicos desarrollados por la Universidad de Ulm a partir de la Geografía de Ptolomeo, y por supuesto tanto el globo de Martin Behaim que si era conocido en Lisboa, como el mapa de Martellus Germanus donde por primera vez aparece el cabo de Buena Esperanza. Pero nos consta que Fernando II había encargado una versión en latín de esa Geografía, y por tanto conocía, como mínimo, las Tablas que la acompañan, la posición de la eucumene tolemaica y los mapas desarrollados en la Universidad. Si Colón quería llegar a las tierras del Gran Khan, o a la Tapróbana debía navegar desde Canarias 180 grados aproximadamente, y si quería llegar a las Indias, a los grandes puertos comerciales hubiese necesitado como mínimo 220º. ¿Era esta cuestión la que motivó que los Reyes pidiesen la distancia en grados?

        Siendo los portulanos la cartografía de la época los Reyes encargan a Colón un mapa donde la distancia se mida por grados; la perspectiva que nos da el tiempo nos hace entender lo sencillo que resulta ver un mapa como el de Ptolomeo y apreciar rápidamente los grados de diferencia tanto en longitud como en latitud que existen entre dos puntos cualquiera del mapa, mientras que en un portulano de la época sólo los especialistas podían conocer esa distancia; entendemos el encargo a Colón, pero ¿Cómo sabían los Reyes que Colón poseía los conocimientos suficientes para elaborar esa carta?

        Excepto los mapas de la Universidad de Ulm, y los mencionados con anterioridad, no se conocen otros de ese tiempo, donde se pudiese medir en grados. Y según parece, Colón no fue nunca a la Universidad y mucho menos a la de Ulm. Además Colón no conoció la Geografía hasta 1501 ¿Cómo confecciono su pintura en 1493, cómo conocía los parámetros de esa obra sin poseerla ni, aparentemente, haberla estudiado?

El Segundo Mapa

        Por otro lado, se puede suponer que portugueses y castellanos necesitaban saber la situación de esas tierras para conocer si la ruta que los lusos estaban siguiendo bordeando el cabo de Buena Esperanza, para alcanzar los puertos comerciales de las Indias, era mejor que esta otra que parecía desprenderse del Primer Viaje Colombino.

        Colón parte para su Segundo Viaje y en enero de 1494 envía con la carabela de Antonio Torres una "Carta a los Reyes" en la que adjunta la carta de marear que tanto le había solicitado y una misiva en la que explica cómo está construida la carta y como se puede medir en ella.

        "… Todas estas islas que ágora se han fallado enbio por pintura con las otras del año pasado, y todo en una carta que yo compuse…"

        Y aquí conviene recordar lo que escribió Colón en Prólogo del Diario del Primer Viaje:

        "… componer un libro y poner todo por el semejante por pintura…''

        Por lo tanto la pintura que ahora envía con Antonio Torres se corresponde con ese libro que mencionó y que los Católicos le devolvieron poco antes de su partida, nada hay de la carta nueva de navegar que mencionaba en el Prólogo del párrafo expuesto más arriba. Sigamos con esa pintura:

        "… Con él, bien fecho, verá V.Al. la tierra de España y África y enfrente d'ellas todas las islas halladas y descubiertas este viaje y el otro…"

        Todos estos párrafos que hacen referencia a las islas y la pintura está dirigidos únicamente a uno de ambos Reyes como es evidente porque ante el tratamiento de V.Al (Vuestra Alteza) va una singular vuestra y no el plural vuestras como sería lo lógico; incluso la descripción de la toma de posesión de las islas:

        "… nuevamente torné a tomar posesión d'ella y de todas las otras y de tierra firme en nombre de V.Al…"

        Parece claro que la carta va dirigida exclusivamente a uno de los Reyes. Pero sigamos con la descripción de la pintura:

        "… Las rayas que van en largo amuestran la instançia de oriente a oçidente; las otras qu'están de través amaestran la instançia de septentrión en ahustro. Los espaçios de cada raya significan un grado, que e contado cincuenta y seis millas y dos terçios que responden, d'estas nuestras leguas de la mar, catorce leguas e un sexto; y anís se puede contar de oçidente a oriente como de setentrión en ahustro el dicho número de leguas, y contar con el cuento del Tolomeo que aporçionó los grados de la longitud con los del equinoçial, diziendo que tanto responde cuatro grados equinoçiales como çinco por paralelo de Rodas los treinta y seis grados, ansí que cada grado que está en esta dicha carta responde catorce leguas y un sesto así de setentrión en ahustro como de oriente en oçidente, e por aquí podrá ver la distançia del camino qu'es de España al comienzo o fin de las Yndias, y verán en cual distançia las unas tierras de las otras responden; verán en la dicha carta una raya qu'es vermeja y pasa por çima de la isla Ysabela sobr'el Fin d'España, allende del cual están las tierras descubiertas el otro viaje y las otras de ágora, de acá de la raya se entiende…"

        Éste párrafo es otra de las grandes incomprensiones hacia nuestro personaje, ningún tratadista (que yo sepa) ha logrado entender su significado; Colón envía a los Reyes la carta que le solicitaban en grados, pero no según las proyecciones que Ptolomeo define, se inventa una nueva carta de líneas horizontales y verticales cosa que, hasta la fecha parece totalmente nueva en un sistema cartográfico. La única carta de la Antigüedad que puede ser semejante es el mapa de Marino de Tiro. ¿Qué tipo de conocimientos permitieron a Colón pasar de un portulano a una carta rectangular? ¿Eran conocimientos naturales en un piloto o comerciante de lanas?, ¿Los aprendió en las cartas de marear que le dio su suegra y que eran de su marido?, ¿Cómo los Reyes Católicos podían fiarse de que Colón era capaz de realizar esa carta, que suponía un cambio radical en las cartas de la época? Porque aunque Colón en ese párrafo nos afirme que se cuenta con el cuento de Ptolomeo la proyección y el diseño son precisamente de alguien muy denostado por el alejandrino.

        Si realmente Colón poseía esos conocimientos tan extraordinarios es comprensible que Juan II de Portugal le llamase a Lisboa cuando Bartolomé Díaz dobló el cabo de Buena Esperanza, le requirió para que le confeccionase un mapa como el que más tarde le reclamarían los Católicos. Los secretos de Colón no están en sus viajes si no en su cartografía.

        La lectura de éste párrafo deja muy clara la circunstancia de una cuadrícula rectangular, y contemplando el mapa de Martellus ya se ve que no tiene ni parecido, por lo que deja sin sentido la teoría de algunos tratadistas que opinan que el mapa del teutón está basado en cartas de Bartolomé Colón que el germano vio en Lisboa.

Conclusiones

  1. Colón conocía el tamaño real de la Tierra: 60 millas náuticas por grado.

  2.  Colón utilizaba un sistema de coordenadas cuadripolar de meridianos y líneas lestegüeste para polos Norte, Sur, Este, Oeste en lugar del actual de meridianos y paralelos.
  3.  Colón sabía situar la posición de una nave mientras navegaba, merced a éste sistema de referencia.

  4. Estos conocimientos colombinos tienen su origen en la Escuela de Sabiduría de Bagdag del califa Al-Mammun (siglo IX) y el mapa de Marino de Tiro.

  5. Colón se perdió en su Primer Viaje, porque situó el Ecuador a 26º de la Gomera. 
  6. Colón arribó a las islas caribeñas el 25 de diciembre de 1492, según consta en la bula Inter Caetera.

  7. Con Colón nace una nueva cartografía basada en la facilidad de leer la distancia entre dos puntos sobre el propio mapa, cosa que no ocurre en los portulanos, donde no es posible medir si no se conoce el meridiano y la línea lestegüeste de referencia.

  8. Colón fue el último Maestro Cartógrafo del Reino de Portugal, y sus conocimientos provenían de Jahuda Cresques por transmisión gremial. El Primer Viaje, desde su origen, fue un pacto entre Castilla y Portugal.

  9. Las 370 leguas del Tratado de Tordesillas son la mitad del camino navegado por Colón, desde las islas de Cabo Verde, en su Primer Viaje.

  10. El Diario del Primer Viaje fue inventado y escrito por Hernando Colón para ensalzar la memoria de su padre, y lo pasó a las Casas, como escrito por el Almirante, y el fraile nos ha legado la transcripción.

  11. La primera expedición documentada a América es la del mallorquín Jacq Ferré que arribó el 10 de agosto de 1349 al actual lago Maracaibo, redescubierto por la expedición de Americo Vespuccio, Alonso de Ojeda, y Juan de la Cosa.