La espada recta China Jian

La jian es una espada recta de doble filo. El modelo más sofisticado, que es el que se emplea en el taiji, tiene tres cuerpos diferenciados en la hoja. El extremo más próximo a la punta está afilado como una navaja de afeitar y es delgado por lo que es flexible y frágil. Requiere precisión y velocidad.  La hoja se apoya y se desliza para cortar. El cuerpo medio se utiliza para tomar contacto, desviar y conducir, está afilado y se puede utilizar para cortar golpeando, dando un tajo. El cuerpo superior no está afilado y se utiliza para situaciones que requieren fuerza como interceptar un golpe.

China prácticamente salió de la Edad Media en el siglo XX. No fue hasta la rebelión de los Bóxers cuando se tomó conciencia que las armas de fuego habían acabado con las armas tradicionales. 

Antes de la extensión de las armas de fuego, la espada era una de las armas ligeras más poderosas si bien era un arma que requería de cierta habilidad frente al sable (dao), de uso generalizado en la infantería. El uso de la espada estaba orientado a inutilizar al adversario amputándole algún miembro o matándolo y la habilidad de los Maestros de espada era superior al conjunto de una suma de técnicas pues la velocidad y precisión eran cruciales.

Hasta hace menos de un siglo la espada era un objeto popular en China. La espada era un objeto familiar a toda la población debido a su uso en determinados rituales o como amuleto y a la antigüedad de su uso. La técnica de forja, de la que conocemos muy poco, era muy sofisticada ya en la edad del bronce y las leyendas acerca de espadas mágicas, varias.   Sin embargo el uso de una Jian en combate o duelos estaba asociado a personas de armas, profesionales, religiosos o nobles, debido a la habilidad necesaria para utilizarla.

El tai chi, como otras artes marciales, experimentó una reconversión a partir de la rebelión bóxer de principios del S XX. Las artes marciales debieron encontrar sentidos distintos a su fin inicial para seguir perdurando. Un camino que Japón, por diversas razones, había emprendido unos siglos antes.

Las escuelas tradicionales siguen transmitiendo el arte de la espada como un instrumento de lucha pero la finalidad de su enseñanza no es que nos batamos en duelo ni que la utilicemos para luchar sino adquirir una serie de habilidades y conceptos ligados al tai chi. Las escuelas tradicionales siguen desarrollando los aspectos internos frente a tendencias deportivas en las que priman aspectos atléticos.

El entrenamiento con la espada en algunas escuelas se introduce a partir del nivel intermedio, una vez dominados los aspectos posturales y los principios de tui shou. En otras escuelas se deja para una etapa avanzada y hay maestros que no la enseñan.

El trabajo de la espada supone extender el campo de nuestro jing más allá de nuestro cuerpo y la integración de un instrumento que será dirigido con los mismos principios que nos mueven en el tai chi chuan. El movimiento se origina en los pies, se dirige mediante la cadera y se expresa a través de la muñeca mediante los dedos. La espada realza todos los defectos: hombros tensos, codos elevados, falta de fluidez, doble peso, etc...

Las formas y movimientos de la secuencia de espada se basan en la secuencia de tai chi chuan, no hay nada nuevo o distinto. Los principios son los mismos. Hay jing involucrados que están relacionados con el instrumento y es conveniente conocerlos para dirigir la intención de forma adecuada. Hay que comprender que la espada puede cortar con dos filos deslizándose, dando un tajo o punzando. También es conveniente conocer los principios de tui shou  y los jing de ceder, neutralizar, llevar, enlazar, seguir,...que son los que se aplican en la esgrima.

En definitiva es necesario un nivel superior de integración de nuestro ser, de focalización de nuestra intención con una complejidad mayor de matices en la misma y el control de un espacio mucho más amplio, más allá de nuestro cuerpo

La elección de la espada es algo personal, debemos sentirnos cómodos con la espada, sin embargo la espada es solo un instrumento. Las espadas hechas de forma artesanal o a medida pueden ser muy caras y comprarlas sin verlas no tiene mucho sentido. Mi recomendación es que elijáis una espada de madera para empezar, es barata y no haréis daño a nadie por accidente. Las espadas aunque sean sencillas y no estén afiladas, tienen una punta peligrosa.

Si se deciden a comprar una espada metálica les recomiendo que eliján una que tenga diferenciados los tres cuerpos de la hoja, que esté equilibrada unos dedos por delante de la cruz y que no se deforme. En cuanto a la vaina, la mayoría vienen con los adornos sueltos, con un poco de bricolaje, arreglado.

 Entrenar con una espada metálica tiene la ventaja de practicar con un peso más adecuado que la espada de madera. Es necesario para fortalecer y soltar la muñeca y para realizar el trabajo adecuado de hombros. Para empezar no creo conveniente que la hoja sea extremadamente flexible.

Las espadas plegables son muy útiles para practicar las posiciones y el movimiento. Se pueden transportar fácilmente y no asustan a nadie. Hay espadas plegables muy sencillas con un peso adecuado en la empuñadura.

La longitud de la espada también es personal, se recomienda que al sostener la espada en la posición inicial la punta llegue al lóbulo de la oreja.  

Técnicas de la espada recta

La historia de la espada en China se remonta al legendario Emperador Amarillo, hace 5000 años. A lo largo de los siglos la espada recta ha ido evolucionando en función de los materiales disponibles, cobre, hierro, de las técnicas de forja y de los conceptos de lucha adquiriendo mayor o menor dimensión y peso. La jian empleada en tai chi es su forma más sofisticada. Sin embargo jian sigue siendo un arma para luchar a diferencia de lo que ha sucedido con el florete en Occidente.

Cada tipo de espada y estilo de lucha desarrolló diferentes técnicas aunque estas se pueden reducir a unos 25 movimientos básicos para realizar las acciones de dar una estocada, cortar, ...

La mayoría de autores hablan de 13 técnicas, imagino que por paralelismo con las trece energías del quan. Chen Weiming solo nombra cuatro en su escrito: kan (tajo), ci(estocada), jiao (remolino) dian (punzar). Otros autores tratán de más técnicas.

Después de consultar varios autores mi conclusión es que más allá de estas cuatro técnicas básicas la interpretación de otras depende de la escuela aunque generalmente concuerdan. Tambien depende del tipo de espada que se utilice, corta o larga (con posibilidad de empuñarla con las dos manos) y de lo sofisticado de su esgrima.

Partes de la espada

Las Técnicas

JI

 

Golpear (Hit, Strike)

CI

 

Estocada (Stab, Thrust, Pierce)

GE

 

Parar (Block with the Ridge, Obstruct)

XI

 

Limpiar (Wash)

CHOU

 

Tirar (Draw)

DAI

 

Traer (Take Back)

TI

 

Voltear (Raise)

BENG

 

Hincar (Explode, Sink)

PI (Kan)

 

Tajo (Chop)

DIAN

 

Punzar (Point)

JIAO

 

Remover (Stir)

YA

 

Empujar (Press)

JIE

 

Interceptar (Intercept)

 

Relación de técnicas entre sí

Ataque: JiCiPiGeTiDian Defensa: JieChouXiDaiYaBengJiao puede ser una defensa y/o un ataque. Ji se defiende con JieCi se defiende con ChouPi se defiende con XiGe se defiende con DaiDian se defiende con Beng.

"Así como el Cielo y la Tierra contienen el Yin y el Yang, también tiene que existir lo directo y lo que va en contra, la oposición y la interacción, el ascenso y decrecimiento en forma de transformación y cambio. Por eso, estas doce posturas se oponen mutuamente. La treceava postura, Jiao, es la única que se puede usar como Yin y como Yang, de forma directa o transversalmente. Su aplicación dependerá de mí, y no tendré que seguir la técnica del adversario. Por este motivo, se dice que no tiene oposición."

Notas sobre la introducción de la espada en el Taiji Quan

En la familia Yang de Taiji la espada aparece documentada de forma tardía. Los manuales de Wu Yu Xiang no tratan de la espada a pesar de que en su estilo actualmente exista una forma de espada. Las secuencias de espada de la familia Yang aparecen documentadas por Cheng Wei Ming, alumno de Yang Cheng Fu y por Chen Yan Ling que estudió con Tien Zhao Lin, alumno de Yang Chien Hou y Yang Shou Hou. Dichos documentos guardan muchas similitudes con la secuencia actual. Cheng Wei Ming atribuye la secuencia al General Li Jing Lin (aunque se inició en la espada de la mano de Yang Cheng Fu).